La nueva señal de Reyes Católicos que provoca confusión

Señal de control de accesos en la pilona de Reyes Católicos/A. M.
Señal de control de accesos en la pilona de Reyes Católicos / A. M.

La restricción de paso hacia Plaza Nueva se ha ampliado hasta las dos de la madrugada, pero el cambio sólo afecta al tránsito por la pilona, no a la circulación por la calle

ÁNGELA MORÁNGranada

La calle Reyes Católicos está vetada al tráfico no autorizado. Sólo se puede circular durante la noche, a partir de las 22.00 horas y hasta las 07.30 horas de la mañana. Sin embargo, una nueva señal informativa ha causado confusión entre los conductores de la capital.

Ahora, dos nuevas señales de color amarillo flúor informan de un cambio en el horario que afecta, exclusivamente, a la pilona por la que se accede a Plaza Nueva. La restricción ha aumentado en este control de accesos, pero no en la circulación por Reyes Católicos. De lunes a jueves, el pivote permanecerá levantado desde las 7.30 de la mañana hasta las 2.00 de la madrugada, incrementando la limitación en cuatro horas -antes estaba cerrada hasta las 22.00-. Viernes, sábados, domingos y festivos, no se podrá acceder en ningún momento. Esta pilona es la que restringe el acceso al Albaicín y al Sacromonte desde la parte baja de la ciudad.

Esos dos nuevos carteles están colocados en Reyes Católicos, uno a la altura del Banco Santander y otro a escasos metros de la pilona. Señales que, a pesar de sus grandes dimensiones, contienen muchos datos que pueden llevar a equivocaciones. «Hemos recibido muchas llamadas preguntando por la nueva señal, la información es correcta pero quizás la ubicación puede llevar a error», ha transmitido una portavoz del Ayuntamiento.

La restricción del tráfico a vehículos no autorizados en el centro de Granada comenzó en octubre de 2004. La primera calle que modificó su tránsito fue Recogidas y, tras ella, Gran Vía, Elvira, Reyes Católicos y tramos de las principales arterias de la ciudad. Señales que advierten de la prohibición de la que sólo están exentos autobuses urbanos, residentes, hoteles del barrio, taxis y vehículos autorizados con el objetivo de fomentar el transporte público.

En el caso de Reyes Católicos, el horario se limitó aún más en 2008 cuando se adelantó la limitación a las 07.30 horas. La razón fue evitar los atascos que se formaban en el centro de la ciudad por los vehículos que aprovechaban ese intervalo de tiempo para cruzar de un lado a otro.