Confinamiento fronterizo

Confinamiento fronterizo

Una valla como crítica la sociedad actual conforma la propuesta del gaditano José Antonio Soriano

IDEAL

El color, la técnica y la temática aplicados por el gaditano José Antonio Soriano a su pieza creativa para la campaña 'Always Segureño' se constituyen como una perfecta epítome de sus principales rasgos identitarios como artista multidisciplinar.

Sobre un fondo blanco, en el cordero se puede visualizar una valla, cromada en un representativo degradado que tornasola del rosa al amarillo, con la que el autor hace referencia a las fronteras y la evolución del espacio, contenido recurrente en su obra plástica. «Empecé investigando el espacio desde un punto de vista teórico y ahora lo estoy llevando a la práctica con el desarrollo del tema de la frontera», aclara.

Un 'leit motiv' con el que quiere exteriorizar una crítica hacia la globalización y la sociedad del consumo vigentes. «Uso el elemento de la valla para hacer referencia a las delimitaciones de territorio como límite impuesto por una sociedad donde el poder y los medios de comunicación de masas, de alguna manera, nos impide ver más allá de lo que ellos quieren que veamos», añade Soriano.

Por ello, la pieza aportada por el joven artista refleja ese bloqueo mental del cordero, cercado en un lugar carente de puntos de fuga, un guiño a la figura del 'hombre-rebaño' de Nietzsche, para quien la humanidad está abocada a la bestialidad y la depredación. Además, aplica en la ejecución de su propuesta la técnica de la anamorfosis, otro de sus recursos frecuentes, de modo que la valla se percibe como una realidad distorsionada si no se visualiza desde un punto concreto. Centrado actualmente en la pintura y la vídeo-creación, Soriano valora positivamente que se hayan tenido en cuenta las artes plásticas para dar vida a 'El rebaño de Miguel' y agradece las facilidades y libertad artística conferidas por la organización.

 

Fotos

Vídeos