Cinco terrazas con vistas de granada para disfrutar del verano

En estos restaurantes, de buena cocina y fondo de postal, también se come 'por los ojos'

Cinco terrazas con vistas de granada para disfrutar del verano
JAVIER MARTIN
TATIANA MERINO

Ya sea a pie de calle, en frescos patios o en reconocidas azoteas, las terrazas son el atractivo del verano. Pocas cosas se disfrutan tanto como una buena cerveza fría o una manzanilla fresquita sentados en una terraza.

Hay algunas de indiscutible valía, por su ubicación y entorno, como las que conviven en la fuente del Paseo de los Tristes y gozan a pie de calle de una de las estampas más fotografiadas de la Alhambra. Entre las clásicas, las inconfundibles vistas desde el Huerto de Juan Ranas, en la calle Atarazana Vieja, las emblemáticas panorámicas de Estrella de San Nicolás o El Balcón de San Nicolás y la imponente visión de la ciudad desde Carmen de San Miguel o el propio Hotel Alhambra Palace.

La Huerta del Loro, El Carmen mirador de Aixa, El Trillo o el Parador de Granada son algunos de los muchos lugares que podríamos incluir en el listado de terrazas y enclaves únicos. Entre las nuevas propuestas, grandes sorpresas como la recién inaugurada imagen que ofrece la terraza del hotel Carmen Barceló o el distendido ambiente que estrena la nueva y amplia Taberna Oleum en la calle Recoletos. Dos conceptos muy diferentes para disfrutar de las tardes y noches de verano.

Cuando de patios se trata, el restaurante gastronómico La Fábula o El Claustro son dos de las mejores opciones:ambientes relajados donde la gastronomía brilla con intensidad. Terrazas miles y para todos los gustos, algunas más céntricas, otras más tranquilas, algunas coquetas, y otras amplias y diáfanas.

Desde hace unos años, el gusto por las terrazas de altura va en aumento. Sin duda, la característica que más define a las nuevas azoteas es el mimo por el detalle, el excelente servicio y sus embriagadores paisajes. Adentrémonos en cinco de ellas.

Barceló Carmen Granada Ambiente exclusivo con vistas de toda la ciudad

De todas las terrazas, una de las más 'urbanitas' es sin duda Bheaven. En pleno Centro se encuentra la nueva versión del Hotel Carmen Barceló. Tras la renovada imagen y concepto, su terraza sorprendía hace tan sólo unos días con la inauguración de un espacio realmente sorprendente que ofrece unas vistas más allá de la Alhambra. Su cercanía con la Basílica de la Virgen de las Angustias muestra una visión diferente de sus torres campanario construidas en el siglo XVII. Una panorámica espectacular de la capital que acompaña a una decoración actual y sofisticada abierta al público. Entre sus novedades, el giro gastronómico que alberga una carta informal y accesible con elaboraciones cuidadas y excelentemente ejecutadas por su jefe de cocina, Chico Palma, cuya dilatada trayectoria perfila la templanza y sabor de sus platos. Entre los atractivos de la terraza, sus diferentes barras y ambientes se distribuyen en torno a una espectacular piscina. Su coctelería pronto será conocida en toda la ciudad por su amplia oferta y el protagonismo que le han brindado. Los platos más destacados de su carta son el steak tartar de buey a la francesa con yema curada y nieve de foie, el roast-tuna de atún salvaje con ensalada de algas y daikon o el lomo de vaca vieja trinchado, sal de café, patatas al romero y pimientos fritos. Sin duda, el carro de postres es otro de sus reclamos, un surtido individualizado en el que puedes elegir mirando de frente al producto. Dentro de la apuesta gastronómica, una activa agenda en la que las comidas temáticas y diversas actividades darán dinamismo a esta faceta. Además, han compartido las listas de reproducción de las diferentes sesiones de dj que irán amenizando las tardes.

Acera del Darro, 62

Teléfono: 958 25 83 00

Terraza del hotel Barceló Carmen Granada.
Terraza del hotel Barceló Carmen Granada.

Las Tomasas Un restaurante para embriagarse en sus tres terrazas

Ubicado en un antiguo carmen del barrio Albaicín, este restaurante fundado en 1989 se define por tener una de las mejores improntas del palacio de la Alhambra de Granada. Abre durante todo el año, ya que cuenta con dos comedores interiores con inmejorables vistas. A partir de marzo, cuando el tiempo lo permite y no acontece un invierno o primavera con lluvias y bajas temperaturas como ha sido este año, abren las tres terrazas que tienen habilitadas. Una de ellas es acristalada y sus estufas permiten acondicionarla para favorecer su uso hasta bien entrado el invierno. Sin duda genera un ambiente idóneo para disfrutar de las vistas. Otra de ellas, la segunda, es exclusiva para coctelería y copas en los meses estivales. Y por último, una tercera terraza más centrada en celebraciones, eventos o grupos. Las dos últimas, tan integradas con el resto que se confunden con el entorno en un claro ejemplo de simbiosis. Con una capacidad aproximada de 120 comensales en total, es una de las opciones de terraza que mayor acogida ofrece. Tres espacios diferentes, con diversos ambientes y distintas cartas. Su cocina apuesta por los productos de temporada. Así, su carta de verano, disponible desde primeros de junio hasta octubre se centra en recetas típicas de los meses más calurosos del año. A partir de noviembre presentan la propuesta de invierno con platos enfocados al momento. Sin lugar a dudas, la ubicación y vistas desde todas las dependencias, tanto interiores como exteriores del restaurante son su punto fuerte. Disponen de una panorámica insustituible de la Alhambra, Sierra Nevada, el Generalife, Albaicín Bajo y Plaza Nueva.

Carril de San Agustín, 4

Teléfono: 958 22 41 08

Impresionantes vistas.
Impresionantes vistas.

Irving Historia y distinción a las puertas de la Alhambra

Brilla en un entorno inigualable, donde hasta el recorrido de callejuelas y plazas para llegar es un trance de disfrute si prestamos atención a los jardines, fuentes y adoquines que acompañan la subida al Paseo del Generalife o Paseo de la Sabica, como también es conocido. Este emblemático hotel de cinco estrellas alberga una de las mejores terrazas de la ciudad. A 765 metros de altura y rodeada de construcciones tan emblemáticas como el Carmen de los Mártires o el propio palacio construido a finales del siglo IX, su puesta en escena se complementa a la perfección con una carta en la que la apuesta por la gastronomía es tangible con solo mirarla. Con un cómodo acceso, esta terraza mantiene cierto aire de distinción y elegancia. Combinan mesas bajas y confortables sofás que adaptan según las necesidades. Tiene capacidad para unas 90 personas, por lo que es sencillo apreciar su amplitud. La hace especial y única el sonido constante del agua que emana de la cascada hecha en mármol de Sierra Elvira. Tomarse una caña fresquita, una copa de Don Perignon o deleitarse con su amplia carta de cócteles son algunas de las formas de disfrutar de este glamuroso espacio. Entre sus platos estrella están el remojón granadino 'a nuestra manera', como ellos lo denominan en su carta, el esturión de Ríofrío con hinojo o el milhojas de rabo de toro, tres propuestas a las que resulta difícil resistirse. Su situación, su cocina, su atento personal o sus noches de música en vivo crean el ambiente perfecto para una noche de primavera o verano y a tan sólo 10 minutos del centro. Abre de 12.00 de la mañana a 24.00 horas. Viernes y sábados: de 12.00 a 01.00 horas.

Paseo del Generalife, 10

Teléfono: 958 21 71 10

Una terraza elegante.
Una terraza elegante.

San Nicolás Inigualable y mítico

El Grupo la Borraja, siguiendo una evolución natural y bajo la dirección de Miguel Dorado, ha dado el salto a un restaurante gastronómico que cuenta con Javier Feixas como cabeza visible de su equipo de cocina. Este antiguo carmen, conocido como Carmen de Lindaraja, está situado en el barrio más emblemático de la capital granadina, ese cuyo encanto ha inspirado a tantos y tantos poetas y literatos a lo largo de la historia. El amor por la gastronomía del equipo de San Nicolás se degusta en cada plato. El sabor andaluz y las raíces granadinas se saborean entorno a una cocina creativa e inspiradora. En su carta, sugerencias en formato menú degustación que cambia según productos de temporada y que conquistan a los paladares más selectos. Entre sus destacados, esta caballa marinada, terminada en brasa, con jugo de pimiento rojo, cebolla francesa encurtida y grasa de jamón que resulta simplemente exquisita. El maridaje acompaña a la perfección la propuesta gastronómica. El director de sala y sommelier Pedro Bulpe, el más reciente fichaje del restaurante, complementa esta puesta en escena que ofrece una experiencia sublime. Este joven gaditano, que cuenta con varios reconocimientos a nivel nacional en el mundo de la sumillería, promete redondear este viaje con una cuidada bodega seleccionada personalmente. A partir del primer domingo de julio lanzan los brunchs de San Nicolás, donde visitantes y público local podrán reunirse ante una propuesta diferente en este espacio único. Además, durante los meses de julio y agosto realizan diferentes actividades gastronómicas, cenas temáticas, catas de producto y noches musicales con vistas a la Alhambra de las que estaremos pendientes para no perder detalle. A partir del 1 de julio y hasta agosto tan sólo se ofrecerán cenas en la terraza.

Calle San Nicolás, 3

Teléfono: 958 99 97 70

La Alhambra, a un paso.
La Alhambra, a un paso.

Miba Encanto y aires marineros

Desde que se avista por la carretera su impecable blancura y encanto, atrapa. Este pequeño pero entrañable hotel, gestionado por la familia Barratt, cuida cada detalle. Y su terraza no iba a ser menos. Con unas vistas inmejorables del castillo de Salobreña y su vega, tan sólo ensombrecidas por la inmensidad del Mediterráneo y su intenso azul, ofrece vistas a un paisaje del que cuesta desprenderse. Su jefe de cocina, José de la Blanca, junto a todo su equipo, aporta ese toque diferenciador de la buena gastronomía, que añade el plus necesario para convertir este acogedor y coqueto hotel en un referente de la Costa Tropical. Su carta es común para el restaurante y la terraza, por lo que la línea de su cocina y su filosofía permanecen intactas en todo el complejo. Platos bien elaborados, sabores intensos y mediterráneos con fuertes toques de cocina creativa y fusión. El producto otro de sus protagonistas. Difícilmente se pueden conseguir grandes logros culinarios sin la búsqueda de la buena materia prima, así lo entienden y lo expresan en cada una de sus elaboraciones. Entre sus opciones para la terraza, más allá de sus platos, una cuidada selección de caldos para la carta de vino que se puede disfrutar espléndidamente mirando al mar, un buen café expreso o un cóctel de proporciones exactas para vivir un momento idílico. Abierta durante todo el año, presume de tranquilidad y estampa con la apacible climatología que suele mostrar en estas latitudes el mapa meteorológico. Su capacidad ronda los 20 comensales, por lo que las aglomeraciones o grupos grandes son difícilmente asumibles en este entorno. Sin duda, su privacidad, sus vistas y su exclusividad son sus puntos fuertes.

N-340, Km. 325, Salobreña

Teléfono: 958 61 72 28

A un paso del mar.
A un paso del mar. / Javier Martin

Fotos

Vídeos