La ciencia 'recluta' mujeres en los institutos

Dos chicas, en uno de los talleres realizados en el PTS. /RAMÓN L. PÉREZ
Dos chicas, en uno de los talleres realizados en el PTS. / RAMÓN L. PÉREZ

El proyecto Ciencia y Tecnología en femenino quiere aumentar el número de alumnas en las especialidades que actualmente domina el sexo masculino

ÁNGELA MORÁN RICOGRANADA

Cuarenta estudiantes de educación secundaria asistieron ayer a un encuentro del programa 'Ciencia y Tecnología en femenino' en el PTS de Granada. Allí, recibieron una charla de la investigadora del CISC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) Elena Gómez. Mientras explicaba en qué consiste la malaria y cómo se produce su contagio, dejó ver las dificultades que, como mujer, ha tenido que superar en un mundo, el de las ciencias, que dijo estar dominado por los hombres. Las chicas recibieron el mensaje como un estímulo para romper barreras, mientras que los chicos se centraron en el estudio que la investigadora les contaba. La escasa financiación y los organismos reguladores protagonizados por el sexo masculino son algunos de los problemas que Elena ha observado, e intentó transmitir a las jóvenes que no deben tener temor a elegir este tipo de especialidades.

Una exposición fotográfica acompañó la jornada. Hedy Lamarr (eminente en el estudio de lo que hoy conocemos como Wifi), Ada Lovelace (la primera persona que creó un programa de ordenador), Margarita Salas (descubridora de un sistema para duplicar el ADN) o Marie Curie (pionera en la investigación de la radioactividad) son algunos de los ejemplos que la organización propone a las jóvenes para que enfoquen sus estudios a las carreras 'STEM' (Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas), que en la actualidad son las más demandadas por las empresas.

Por su parte, las chicas admiten vivir en una sociedad machista, donde los cambios que se han llevado a cabo son positivos pero todavía hay mucho que trabajar. Además, piensan que ésta diferencia entre géneros «es culpa de la sociedad, de la historia y de las barreras mentales». Pero se presentan guerreras y comentan: «Si me rechazasen en una entrevista de trabajo por ser mujer se lo explicaría».

En la jornada, se impartieron tres talleres: Impresión 3D, Robótica e Ingeniería, donde los chavales pudieron tener un primer contacto con este tipo de actividades. También se entregó una guía llamada '¿Qué quiero ser de mayor?' con varios ejemplos de estudios científicos y tecnológicos y sus posibles salidas profesionales a los que la mayoría de los asistentes respondían con: «Yo quiero ser profesor» y los menos, elegían profesiones como arquitecto, inspector de homicidios o trabajador social.

En lo que todas las opiniones de los chicos y chicas se unieron fue en la idea o 'cliché' de ocupaciones como bombero o albañil, en las que los hombres predominan. Los alumnos responden: «Son problemas morales más que otra cosa».

También está en marcha un concurso en el que los alumnos participan con vídeos en los que proponen soluciones para los problemas que surgen en el mundo actual. En el caso de los granadinos, deben poner soluciones a las barreras de la edad.

 

Fotos

Vídeos