Cien investigados por cibercrímenes el año pasado en Granada, seis de ellos menores

Cien investigados por cibercrímenes el año pasado en Granada, seis de ellos menores

Granada ocupa el puesto 13 entre las 54 provincias españolas en este tipo de delitos

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La larga sombra del ciberdelito se extiende sobre Granada. Si se comparan los datos de 2013 con los de 2017, el número de casos investigados casi se han duplicado pasando de 1.089 a 1.923. A nivel nacional, incluyendolas ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Granada ocupa la posición número 13 de un total de 54 en cuanto al número de ciberdelitos, con una media de 5,2 denuncias registradas al día.

Tanto Policía Nacional como Guardia Civil detuvieron o investigaron a cien personas el pasado año, entre ellos seis menores de edad. Noventa de esas cien personas son de nacionalidad española y los diez restantes se reparten entre un danés, rumanos, suramericanos y africanos. Detrás de estos ciberdelitos hay delincuentes comunes que han cambiado la calle por Internet y redes muy especializadas del crimen organizado que extienden sus tentáculos por otros países, principalmente países del Este de Europa, China y otros de África.

Ciberviolencia de género

«Controlar tus conversaciones y comentarios en las redes sociales, revisar tus publicaciones, correos y fotos, querer conocer tus contraseñas personales, exigir fotos o vídeos comprometidos como prueba de amor....», son algunos de los principales signos de la ciberdelincuencia de género, es decir, la violencia de género ejercida por el agresor a través de las redes sociales. Un delito que, según explicó meses atrás la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz, se da cada vez más en los casos de violencia de género, dado que «el uso del móvil y de las redes sociales es cada vez más habitual como forma de comunicación en todas las franjas de edad».

Respecto a las víctimas granadinas, la mayoría son personas adultas que han sido estafadas a la hora de efectuar compras por Internet, aunque hay menores también de los que se han intentado aprovechar depredadores sexuales. El delito también se cuela por Internet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos