Casi un centenar de jóvenes de Granada en situación de vulnerabilidad asistirá a un campamento urbano

Presentación del proyecto 'cultura y turismo en casa' /IDEAL
Presentación del proyecto 'cultura y turismo en casa' / IDEAL

El proyecto tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la infancia y de la juventud a través de la realización de actividades lúdicos y educativas

R.I.Granada

Casi un centenar de niños y niñas en situación de exclusión social podrá asistir, gracias al proyecto 'Cultura y turismo en casa', puesto en marcha por el Ayuntamiento de Granada, a través de Emasagra, y Cruz Roja, a un campamento urbano durante los meses de julio y agosto.

El proyecto, que alcanza en este verano su décima edición, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la infancia y de la juventud de los colectivos más desfavorecidos a través de la realización de actividades lúdicos y educativas que permita a los participantes «disfrutar de los meses de verano, a la vez que mejoran sus conocimientos culturales y sus habilidades sociales».

Así lo ha manifestado durante la presentación de la iniciativa el concejal de Economía y Hacienda, Personal, Contratación y Smart city y consejero delegado de Emasagra, Baldomero Oliver, quien ha estado acompañado por el presidente de Cruz Roja en Granada, Francisco Escribano, y el gerente de Emasagra, Federico Sánchez.

Oliver León ha destacado el compromiso del equipo de gobierno por «implementar iniciativas de apoyo a la infancia con proyectos e iniciativas dirigidas a facilitar la adquisición de habilidades sociales y la conciliación familiar de los colectivos en situación de vulnerabilidad».

'Cultura y turismo en casa' , financiado por Emasagra con 14.000 euros, tiene como objetivo incrementar el nivel cultural y educacional de los menores para lo que contará con la ayuda de 40 monitores responsable y voluntarios de Cruz Roja Juventud, que tendrán demás el apoyo de personal de Emasagra.

Entre las actividades programadas, destacan visitas a la Alhambra, al Parque Nacional de Sierra Nevada, el Parque de las Ciencias o a la playa, donde podrán, entre otras actividades, «cuidar el medio ambiente y realizar tareas de conservación de ríos o playas».

El campamento urbano se desarrollará durante cuatro quincenas, dos de ellas se destinarán a los menores con edades comprendidas entre los 8 y 12 años, y las dos restantes, para aquellos que tienen entre 13 y 16 años.

Cada participante tendrá desayuno y merienda cada día de campamento, además de distinto material escolar . Entre los dos meses se prevé entregar un total de 800 desayunos y meriendas. Todos los participantes disfrutarán de cada actividad dirigidas a la «promoción de hábitos de vida saludables, valores sociales y de convivencia e interculturalidad».