Los cambios en los autobuses de Granada no se aprobaron el viernes «por una errata»

Los cambios en los autobuses de Granada no se aprobaron el viernes «por una errata»
ALFREDO AGUILAR

IU acusa de mentir a Ruz y asegura que la aprobación se pospuso «porque no cuadraban las cuentas y no se sabía quien iba a gestionar la línea C32»

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZ

La concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, aseguró ayer que la retirada del expediente que debió aprobar el pasado viernes la reordenación de líneas de autobús se debió a «una errata». La edil del área encargada del transporte urbano explicó que debido a las «varias modificaciones» que se han producido desde que en febrero se presentara la primera propuesta para cambiar las rutas se incluyó en el expediente definitivo «una cosa que no debía ir y al revisarlo en secretaría nos dimos cuenta del error y no daba tiempo a corregirlo».

Raquel Ruz aseguró que se aprobará dentro de tres días, en la Junta de Gobierno Local del próximo viernes, día en el que también se presentará la campaña informativa que a lo largo de la semana que viene explicará cómo serán las nuevas líneas de autobús. Cuando se consume la aprobación de este expediente quedarán sólo diez días para que las modificaciones sean efectivas, en los que el área de Movilidad tratará de inculcar a la ciudadanía cuáles son todos los cambios que se realizarán. El más importante, según presentó el Ayuntamiento de Granada, será la desaparición de la Línea de Alta Capacidad (LAC), que se 'extenderá' a los barrios y convertirá en la nueva línea 4. La puesta de largo de las nuevas líneas se producirá finalmente el 16 de julio, según detalló ayer Ruz, «por una cuestión operativa para la Rober».

«Rober iba a presentar alegaciones y a sacar las vergüenzas del nuevo sistema de líneas» Francisco Puentedura | Concejal de IU

Sobre Movilidad habló también ayer el concejal de IU, Francisco Puentedura, que acusó de mentir a la concejala Raquel Ruz y manifestó que el expediente de los autobuses no se aprobó en la Junta de Gobierno Local del pasado viernes «porque no cuadraban las cuentas y no se sabía quien iba a gestionar la línea C32». Puentedura aseguró que faltaba un informe de la intervención municipal y que los 1,5 millones que se aseguró que se iban a ahorrar con el nuevo sistema «pretenden ser bastante menos». Además, afirmó que las ambigüedades con la línea C32 iban a provocar que la Rober «presentara alegaciones», lo que hubiera implicado que la concesionaria «sacara las vergüenzas del nuevo sistema de líneas».

«Al revisarlo en secretaría nos dimos cuenta del error y no daba tiempo a corregirlo» Raquel Ruz | Concejala de Movilidad

El portavoz de la formación de izquierdas añadió que es imposible llevar a cabo el cambio de líneas de una forma correcta en diez días y acusó al alcalde, Francisco Cuenca, de ser un «irresponsable» si permite que la edil de Movilidad ponga en marcha el nuevo sistema, con el consecuente «daño» que provocará al transporte público. «No hay aprobado de forma definitiva un expediente y hemos tenido hasta cinco propuestas distintas. Si dentro de la propia casa existe esta falta de transparencia, imagínense lo que van a sufrir los granadinos», afirmó Puentedura.

Fotos

Vídeos