Remitido

Cajamar crea un Plan Renove exclusivo para modernizar invernaderos de Granada

Cajamar crea un Plan Renove exclusivo para modernizar invernaderos de Granada
Con una financiación muy competitiva destinada a mejorar la productividad y aumentar la rentabilidad
IDEAL

La provincia de Granada tiene 3.100 hectáreas de invernaderos, de las cuales, el 92 % se concentra en la Costa y el resto se distribuye entre la Alpujarra, Baza y Alhama de Granada. La provincia granadina es la segunda productora de frutas y hortalizas de Andalucía con una cosecha que supera las 860.000 toneladas y factura unos 850 millones de euros.

Esta pujanza se ha forjado gracias al dinamismo del sector hortofrutícola granadino, y en buena medida, al sistema de cultivo en invernadero. Sin embargo, las explotaciones protegidas, podrían ser aún más productivas y rentables si se acometieran algunas mejoras en sus estructuras y sistemas de producción. Y es que, según los expertos, en torno al 30 % de los invernaderos tienen más de 20 años, y no todos reúnen las condiciones de diseño y equipamiento adecuados para producir de manera más eficiente.

Con el fin de contribuir a mejorar los invernaderos de Granada, Cajamar ha lanzado un Plan 'Renove' -una línea de financiación exclusiva para los agricultores de la provincia-, que tiene por objetivo modernizar las instalaciones más obsoletas. Miguel Rodríguez de la Rubia, director de Banca de Empresas de Economía Social y Agroalimentario de Cajamar, destaca que la finalidad «es ayudar a los empresarios agrícolas a acometer a las mejoras necesarias para que sus invernaderos sean más productivos y su negocio más rentable y sostenible, social y ambientalmente en el tiempo».

Para ello, Cajamar ofrece a los agricultores granadinos una línea de ayuda preferente, con financiación de hasta el 100 % de la inversión, con unos tipos de interés muy ventajosos y competitivos, con plazos de hasta 8 años. Con esta línea, entre otras mejoras, los empresarios agrícolas podrán renovar los plásticos, elevar la altura de las estructuras, modernizar los sistemas de riego, instalar mecanismos para regular el clima interior o de recogida de agua de lluvia, así como para la transformación de restos de cosecha.

Para dar a conocer a los agricultores el Plan 'Renove' se ha iniciado una serie de encuentros con responsables de cooperativas y empresas hortofrutícolas de la Costa, encuentros en los que han estado los directores de las oficinas de Cajamar en Castell de Ferro y Motril –Alfonso Carlos Gómez Caminero Gaitano y Manuel Sánchez Barea-, así como por Juan José Magán Cañadas, responsable del área de Tecnología de Invernadero de la Estación Experimental de Cajamar.

Los primeros encuentros han sido con la SAT Eurocastell Caña, cuya directora financiera y director del departamento técnico, Encarni Toledo y Emilio Maldonado, han reconocido que los invernaderos son antiguos, con estructuras muy bajas y poco eficientes para los cultivos actuales y consideran que los agricultores necesitan «un empujón y algún tipo de ayuda que los anime a dar el paso para invertir».

De igual modo, Fulgencio Torres, presidente de la cooperativa El Grupo (Unica Group) -de Castell de Ferro- está convencido de que la modernización de las estructuras tiene que llegar de la mano de los jóvenes –tanto hombres como mujeres-, «que sólo necesitan apoyo financiero suficiente para hacerlo».

El Plan 'Renove' de Cajamar precisamente mira de manera especial a los jóvenes y a la mujer, para ellos ha diseñado dos líneas especiales de financiación: la del Joven Emprendedor Agro y Ganadero y Financiación para la Mujer Rural, que ayudará a la creación de micropymes y a las mujeres autónomas, con préstamos con condiciones excepcionales para cubrir las necesidades de circulante asociadas a la campaña.

La línea para jóvenes menores de 40 años está pensada para aquellos que sean titulares de una explotación agraria y quieran mejorarla. Podrán financiar la adquisición de maquinaria o elementos productivos que optimicen la producción y la calidad de la explotación, así como la modernización de los sistemas de riego. Asimismo, podrán beneficiarse quienes vayan a poner en marcha su primera explotación, accediendo a préstamos tanto para la adquisición de la finca como para su puesta en producción.

Los encuentros entre directivos de la entidad y técnicos de la Estación Experimental de Cajamar van a continuar en las próximas semanas. De la cooperativa La Palma (Carchuna), su responsable del departamento técnico, Alberto Sáez, defiende que «la modernización deber ir en paralelo a la formación y la profesionalización del empresario agrícola». Señala que otros países han multiplicado su productividad gracias a un mejor manejo del clima y valora que Cajamar y el sector abanderen el diseño de un tipo de invernadero que sirva de 'modelo' a seguir.

Precisamente el Plan 'Renove' viene acompañado de un asesoramiento técnico para los agricultores interesados en esta financiación, pues pueden contar además con el servicio personalizado de los técnicos de la Estación Experimental de Cajamar que, en colaboración con los técnicos de las cooperativas y empresas del sector agroalimentario, asesorarán acerca de las mejoras que más les convenga realizar para aumentar la eficiencia de sus invernaderos.