Los bomberos recibirán 450 nuevos equipos y cuatro vehículos especiales para el Albaicín

Bomberos en el Albaicín en una imagen de archivo/ALFREDO AGUILAR
Bomberos en el Albaicín en una imagen de archivo / ALFREDO AGUILAR

El jefe del servicio defiende la actuación en el incendio de Cájar tras las críticas sindicales por falta de medios

MERCEDES NAVARRETEMotril

Este próximo mes de agosto cada uno de los 140 bomberos que componen la plantilla del servicio de prevención de incendios y salvamento de Granada recibirá dos equipos de trabajo especializados para la intervención en fuego de viviendas, para incendios forestales y accidentes de tráfico.

Así lo ha anunciado a IDEAL el jefe del servicio de bomberos de Granada, Gustavo Molino, que ha confirmado la adquisición de 200 nuevos trajes de intervención adaptados para fuegos en domicilios y otros 250 equipos técnicos específicos para incendios forestales y rescates en accidentes de tráfico.

Además los parques Norte y Sur de la capital granadina se reforzarán con dos camiones bomba y otros dos de transporte de personal pensados especialmente para ganar operatividad y agilidad en las intervenciones en el barrio del Albaicín. Las particulares de accesibilidad de este barrio, de calles estrechas, obliga ahora a los bomberos a entrar con varios vehículos ligeros a la vez para cada intervención. Ahora los camiones especiales les permitirán realizar las intervenciones de forma más ágil y facilitarán las maniobras.

Molino especifica que los bomberos acaban de reforzar también su equipamiento personal con 220 pares de botas forestales y otros tantos cascos nuevos.

Renovación de la flota

Los 450 nuevos trajes técnicos que estrenarán los bomberos en apenas unas semanas se han adquirido con cargo a los tres millones de euros de financiación de los fondos UNESPA correspondientes a 2018, mientras que para 2019 está prevista otra inversión de 1,5 millones que permitirá renovar prácticamente al completo la flota y deshacerse de los vehículos más antiguos.

«El servicio de bomberos de Granada es puntero en España, en medios, profesionales y formación», defiende el jefe de los bomberos de Granada.

Molino ha querido así salir al paso de las últimas críticas del Sindicato Andaluz de Bomberos que esta misma semana denunciaba que la plantilla granadina «no puede responder con garantías» a los servicios por la falta de personal. Tras el desgraciado incendio de Cájar, con una víctima mortal, el sindicato subrayó que los bomberos estaban atendiendo servicios simultáneos y no disponían de más unidades.

«No falló»

«Los efectivos son los que tenía que haber y el tiempo de llegada tampoco falló. El primero de los vehículos llegó en un tiempo de 14 minutos, mientras que desde el Parque Norte o Sur hasta el fuego los tiempos de llegada eran de 18 y 16 minutos», argumenta Molino.

El jefe de bomberos asegura que él es el primero en reivindicar un aumento de personal «y en eso estamos con el nuevo equipo de gobierno», pero a la vez pidió «seriedad y profesionalidad y que no se genere alarma e inseguridad en la población». En este sentido, Molino garantizó que la plantilla de Granada permite cubrir cada uno de los turnos con servicios mínimos de 25 bomberos, que pueden realizar hasta cuatro salidas simultáneas.

«Es imposible tener dimensionado un servicio siempre para circunstancias excepcionales», subraya. Cuando se produjo el fuego de Cájar, los bomberos estaban cubriendo cuatro salidas. «Y de inmediato los 25 efectivos se dirigieron a Cájar. Lo cubrimos con más medios de lo normal, seis bomberos, tres conductores y dos mandos», incide el jefe, que cree en este sentido «injusto» vincular la desgracia de Cájar con la falta de medios.