Bodegas Espadafor cierra tras 108 años de historia en Granada

Bodegas Espadafor cierra tras 108 años de historia en Granada

La histórica taberna fundada en 1910, inicialmente especializada en vinos, es una pérdida sentimental para muchos granadinos que la frecuentaron

JOSÉ I. CEJUDO

Con 108 años de historia a sus espaldas, Bodegas Espadafor se despide de Granada. Una pérdida que muchos granadinos sentirán como propia si la frecuentaron y vivieron allí, entre sus azulejos, algunos de los momentos más desinhibidos de sus vidas. El negocio, fundado en 1910 por Juan Espadafor Caba a su llegada a la capital, era uno de los más antiguos que quedaban en la ciudad, que inevitablemente sigue transformándose.

Bodegas Espadafor fue inicialmente un negocio de vinos, que llegaban a su bodega de 'Nuestra Señora de las Angustias' desde su fábrica de Pinos Puente. Siempre ubicados al final de Gran Vía, allí donde moría la Granada antigua, también fueron de los primeros en servir tapas y en 1970 se convirtieron en restaurante. Bodegas Espadafor hizo del jamón asado, dorado a fuego lento, su especialidad y bandera.

Tradición y sabor añejo entre vermut casero, vino a granel como Moscatel, de palo cortado o mosto del Castillo de Salobreña, al abrigo de cuadros con motivos taurinos o flamencos. Eso era Bodegas Espadafor, dirigido en los últimos veinte años por Miguel Espejo como gerente. Granada se queda huérfana de lo que fue un hogar más, entre otros, para personalidades como Miguel Ríos o Enrique Morente y su familia.