La Biblioteca de la Chana, sin calefacción desde hace dos meses

La Biblioteca de la Chana, sin calefacción desde hace dos meses
RAMÓN L. PÉREZ

El personal incita a los propios usuarios a formalizar su queja para acelerar los trámites

JOSÉ IGNACIO CEJUDO

Aunque en los últimos días las temperaturas han sido agradables, en la Biblioteca Pública de la Chana se pasa frío. Están sin calefacción desde principios de octubre. Lo denuncian los usuarios y la propia dirección de la misma junto al personal empleado, que les incita en la cartelería para que formalicen su queja. La situación, reconocida por el Ayuntamiento de Granada pese a sus esfuerzos aportando estufas, viene provocada por una reforma integral en plena actuación para solucionar el problema de goteras que el centro arrastra desde hace varios años en distintos puntos.

Los trabajadores de la biblioteca consultados por IDEAL relatan cómo «ya se habían intentado otras reformas sin éxito hasta esta, que comenzó a principios de octubre». Esta labor de impermeabilización ha de acometerse en la cubierta del edificio, donde están ubicadas las máquinas de la calefacción, que debieron retirarse. Por esa razón, desde la dirección del centro se lamentan principalmente «los tiempos». «Vamos por dos meses y aún no se ha terminado, no sabemos lo que queda. Han traído bastantes estufas, pero no se pueden poner más de dos porque salta la luz y en salas de 300 metros y cuadrados y pico con techos de seis metros, apenas se notan», exponen.

Consultado el Ayuntamiento de Granada, tampoco sus técnicos se atreven a fijar una fecha para el fin de las obras. «Los usuarios llevan tiempo quejándose y nosotros les pedimos que rellenen instancias, les animamos a que lo hagan para hacer presión», afirman desde el propio personal de la biblioteca. «La gente que viene aquí no está entrenando para una maratón; están sentados durante varias horas y se quedan completamente helados, sobre todo a partir de las seis de la tarde», argumentan. Si bien es cierto que estos últimos días las temperaturas están siendo más llevaderas, se señala que «hace dos semanas estábamos acatarrados y trabajando con los anorak puestos, y como diga de hacer más frío no sabemos qué vamos a hacer». «Desde el Ayuntamiento nos piden paciencia, pero hace diez días que no llueve y por aquí no ha pasado nadie», admiten.

Estudiantes congelados

Álvaro, que estudia un módulo de Dietética y acude casi todas las tardes a la biblioteca para estudiar, admite que «se pasa mucho frío». «No ponen la calefacción, sólo dos o tres estufas, y no hacen nada. Casi todo el mundo está con el chaquetón puesto. No he llegado a formalizar la queja, pero si veo que sigue así…», advierte el joven, de 19 años. Menos alarmista es Ana, vecina del barrio y estudiante de Administración y Dirección de Empresas, quien señala que «tampoco hace tanto frío en la zona de estudio por el ambiente». «Se está bien, aunque sí es cierto que falta la calefacción y las estufas no hacen mucho», concede la universitaria.

 

Fotos

Vídeos