Encuentran 60.000 euros al intentar arreglar un bidé en un piso de alquiler de Granada

Encuentran 60.000 euros al intentar arreglar un bidé en un piso de alquiler de Granada

Tres personas se los repartieron y el hallazgo ha acabado en los juzgados

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Imagínese que alquila una vivienda y que cuando empieza a vivir en ella se da cuenta de que el bidé se mueve un poco. Entonces llama al fontanero, que acude presto con otra persona para arreglar la avería de su aseo y, al volcar el bidé, se encuentran con un paquete, precintado con film, en cuyo interior hay unos 60.000 euros en billetes. ¿Qué cara pondría? Probablemente la misma que puso la protagonista de este hallazgo, que se produjo el pasado verano en un piso arrendado de Maracena y que ha acabado en los juzgados de Granada.

Según la documentación del caso a la que ha tenido acceso IDEAL, el asunto está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción 1 de la capital pero no porque nadie haya reclamado ese dinero, que se lo acabaron repartiendo la inquilina, el fontanero y su acompañante, sino porque el insólito hallazgo derivó en unas supuestas «amenazas y coacciones» por parte de otras tres personas. Se trata de tres individuos que habrían acudido a la vivienda semanas después del reparto para exigir la entrega de aquel fajo descubierto. Los tres ya han sido identificados por la Guardia Civil de Maracena y figuran como investigados en el marco de la causa judicial abierta. Sus iniciales son J.L.H.F., F.F.F. y C.E.M., según consta en el atestado del Instituto Armado.

La inquilina del inmueble declaró ante la Guardia Civil el pasado 3 de septiembre en calidad de denunciante. La mujer, de 39 años, había alquilado un mes y medio antes, a través de una inmobiliaria, la casa en la que aparecieron los billetes y, según explicó, al poco tiempo «detectó que el bidé estaba inestable», por lo que avisó al propietario del inmueble, que envió para la reparación a un fontanero que prestaba sus servicios para la propia inmobiliaria.

Una vez en el baño, tras desatornillar el bidé y sacar el envoltorio, según la denunciante, se lo lanzaron diciéndole «que era cocaína» y «comenzaron a reírse». A continuación, el fontanero y su acompañante abrieron el paquete, en el que ponía «62», y descubrieron billetes «de 500, 200, 100 y 50 euros». Al comprobar que era dinero contante y sonante, «comenzaron a alterarse, mostrando su alegría». No todos los días uno encuentra un 'tesoro' bajo el suelo del baño.

¿Qué cree que fue lo siguiente? Sí: contar el dinero. Había 60.000 euros. En ese momento, supuestamente, los descubridores propusieron a la inquilina de la vivienda repartirse el dinero. Tocaban a 20.000 cada uno. Ella, según manifestó, dijo que «no los quería y los dejó en el suelo», mientras que los otros se guardaron su parte.

Tras volver a poner el bidé en su sitio, el fontanero y su aliado se marcharon, comentando a la mujer que aquel dinero pudo ser colocado allí por «antiguos empleados del propietario del piso», pues antes «el inmueble era enteramente de oficinas». A partir de ese momento, la inquilina, según afirmó ante la Guardia Civil, comenzó a recibir llamadas del fontanero para que no dijera nada y comenzó a inquietarse. Incluso le dijo que no localizaba ya a su ayudante.

Tocaron a la puerta

Fue el 1 de septiembre siguiente -el hallazgo se produjo a mediados del mes de julio- cuando se presentaron «tres hombres que habían accedido por el portal» y que «tocaron a su puerta con insistencia». Por la mirilla, la mujer comprobó que eran tres individuos «corpulentos», de entre 30 y 35 años, de «etnia gitana» y muy pelados. Le instaban a abrirles, «porque en su casa había un dinero que era de ellos». Como quiera que ella no lo hizo, siguieron «aporreando fuertemente la puerta» y le advirtieron, antes de marcharse, «que no la iban a dejar tranquila».

Tras aquello, la mujer denunció y comunicó a la Guardia Civil todo lo que había pasado, así como que ella tenía en su poder los 20.000 euros, -en realidad 19.835- los cuales puso a disposición del juzgado y se encuentran ya, desde el 12 de septiembre, a buen recaudo: en la cuenta de depósitos del órgano judicial.

El fontanero, que también denunció supuestas amenazas -en su caso fueron al parecer dos los individuos desconocidos que acudieron a su casa el 1 de septiembre-, admitió a la Guardia Civil el hallazgo del dinero, si bien precisó que el reparto se acordó «entre los tres» y que tocaron a «unos 19.500 euros aproximadamente». Su parte, según dijo, la guardó en una «caja de tornillos» de su garaje, pero ya no la tenía porque, según aseguró en su declaración, su ayudante se la habría arrebatado después supuestamente intimidándole con «un objeto punzante en la espalda».

En las diligencias de la Guardia Civil, figura también la declaración como testigo del gestor del inmueble alquilado, quien precisó a los agentes quiénes habían sido los últimos arrendatarios. El hombre dijo que «obviamente» no tenía constancia de que en el aseo se encontrase aquel paquete ni sabe a quién puede pertenecer. A día de hoy, según las fuentes consultadas, la titularidad del dinero sigue siendo una incógnita y, por ende, se desconoce si su origen es lícito o no.

Este diario ha podido saber que el gestor del piso ha intentado personarse en la causa como perjudicado, pero el juez no ha aceptado que sea parte. La Audiencia, de igual modo, ha rechazado su recurso contra la negativa del juez, pues el que se identifique como gestor de la vivienda «no le confiere el carácter aludido de perjudicado». «Resulta claro -subraya la Audiencia en un auto fechado el 5 de febrero- que la investigación ha de desarrollarse en la búsqueda de la propiedad del dinero, entre otras consideraciones para determinar si el reparto de lo hallado constituyó en sí mismo una infracción penal». Así, solo cuando se determine de quién era aquella golosa suma «podrán ejercerse los derechos civiles» correspondientes por parte de quien entienda que el dinero es suyo y le debe ser devuelto. La causa se encuentra en fase de declaraciones judiciales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos