Prisión sin fianza para los georgianos ladrones de pisos en Granada: se les atribuyen 15 robos

Prisión sin fianza para los georgianos ladrones de pisos en Granada: se les atribuyen 15 robos
RAMÓN L. PÉREZ

Se les han tomado muestras de ADN para aclarar su presunta relación con otros hechos delictivos

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

El Juzgado de Instrucción número 9 de Granada, en funciones de guardia, ha acordado este lunes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los dos detenidos georgianos por algunos robos cometidos en viviendas. Por el momento se les atribuyen 15 robos y se les han tomado muestras de ADN para aclarar su presunta relación con otros hechos delictivos.

Investigación

Los agentes del grupo de Robos de la Policía Nacional siguen adelante con las investigaciones centradas en los dos individuos detenidos la madrugada del sábado cuando se disponían a robar unos 120 pisos en cuatro edificios de la urbanización Parque del Genil de la capital granadina.

Uno de los objetivos es buscar el escondite donde esta banda de georgianos esconde los botines de todos los pisos robados desde el pasado mes de julio. A IDEAL le constan, por lo menos, el registro de 75 denuncias de viviendas robadas por esta organización, aunque no se descarta que la totalidad de pisos asaltados pueda duplicar esa cifra e incluso subir algo más.

Hay pruebas irrefutables de que estos dos individuos forman parte de la banda dedicada al robo de viviendas de Granada porque fueron captados por unas cámaras de seguridad cuando se disponían a poner hilos de silicona en las puertas de viviendas y porque fueron sorprendidos 'in fraganti' tratando de entrar a un piso de esta urbanización. Las marcas de silicona estaban en casi todas las casas robadas.

La localización del escondite de esta banda no resultará nada fácil. Los dos arrestados no dicen nada, porque su táctica siempre es la misma: negarlo todo y no declarar en sede policial. Por lo general, tampoco lo suelen hacer en sede judicial en primera instancia para evitar contradicciones en posteriores testificales. Los agentes disponen de la identidad de los dos arrestados y de poco más para tratar de descubrir el escondite de esta organización. Es como buscar una aguja en un pajar, no es tarea fácil. El botín almacenado en el escondite de esta organización podría superar los diez mil euros entre dinero y joyas.

Estas bandas se mueven de forma itinerante por distintas provincias y suelen estar muy bien organizadas: unos se encargan de los alquileres de habitáculos, otros de marcar los pisos, los terceros roban las viviendas y suele haber más gente dedicada a investigar qué viviendas están vacías y cuáles no. Cuando 'queman' una localidad, rápidamente se mudan a otra y vuelven a las andadas. Así una y otra vez. Suelen disponer de buenos abogados y en muchas ocasiones este tipo de bandas dan el salto fronterizo para moverse por otros países también.

Policía Nacional también detuvo años atrás a otra banda integrada por súbditos de Europa del Este que desvalijaron un buen número de pisos en la capital y finalmente fueron detenidos dos hombres y una mujer, sorprendidos 'in fraganti' en un edificio próximo a Pedro Antonio de Alarcón.