El Ayuntamiento prevé reformar la plaza de la Romanilla para hacer «amable y accesible» la entrada de turistas al Centro Lorca

El Ayuntamiento prevé reformar la plaza de la Romanilla para hacer «amable y accesible» la entrada de turistas al Centro Lorca
ALFREDO AGUILAR

El programa, financiado a través de la Junta de Andalucía y los fondos del bono turístico, invertirá 10 millones de euros en la promoción internacional de la ciudad

PILAR GARCÍA-TREVIJANO GRANADA

El Ayuntamiento de Granada invertirá 10 millones de euros en los próximos cuatro años para poner en marcha 18 iniciativas y 60 acciones enmarcadas dentro del Plan Turístico de la ciudad. Entre las medidas que incluye el programa, financiado al 50% por el Gobierno andaluz y por los fondos obtenidos desde la puesta en marcha de Granada Card, destacan la reforma de la plaza de la Romanilla y la creación de un Centro de Información Turística en el edificio Rey Soler.

Una de las principales estrategias del plan consiste en afianzar el turismo internacional, que en el último año ha supuesto un 54% de los visitantes, «sin despreciar a los visitantes nacionales». Así lo han manifestado el alcalde, Francisco Cuenca, y la concejala de Movilidad y Turismo, Raquel Ruz, durante la presentación del proyecto. El primer edil ha asegurado que la iniciativa trabaja en los atractivos de la ciudad y aspira a captar turismo de calidad «que consuma más tiempo en la ciudad». Además, Cuenca ha dicho que afianzará «el turismo lejano», gracias a las a la apertura hacia el mercado asiático, especialmente a países como Japón que generan más ingresos en la provincia, y la conexión aérea abierta recientemente con Berlín y Nápoles.

Cuenca ha explicado que el 70% del presupuesto se destinará a la promoción y diseño de «una nueva imagen competitiva que hará valer la riqueza cultural, natural y el turismo de congreso», así como a reforzar la figura de Federico García Lorca y la candidatura de Granada como Capital Cultural Europea. El 30% restante de la dotación, sufragará los gastos en materiales y operativos.

La iniciativa «gira en torno a cuatro ejes estratégicos» y cuenta con la participación de las formaciones políticas y la ciudadanía que ha colaborado en los foros de consulta que se han desarrollado desde otoño del año pasado. El Equipo de Gobierno ha asegurado que las acciones mantendrán la sostenibilidad ambiental y la «convivencia entre los barrios y visitantes» para «no perder la identidad de la ciudad» y combatir la turismofobia. Del mismo modo, el Ayuntamiento trasladará el Centro de Información Turística al edificio Rey Soler, que albergará una sala de exposiciones temporales, y renovará la oficina de atención a los visitantes dispuesta en la Plaza del Carmen.

Por su parte, la concejala de Movilidad y Turismo, Raquel Ruz, ha apuntado que el programa «no va a costar ni un solo euro de los bolsillos de los granadinos». El plan se ha podido afrontar a través de los fondos obtenidos de Granada Card. Ruz ha anunciado que el órgano municipal ha quintuplicado los ingresos del bono turístico, pasando de los 260.000 euros en 2016 a más de 900.000 euros en 2017.

Cuestionados por la regulación de los pisos turísticos, los ediles han manifestado el compromiso «encaminado a trazar acciones que eviten que sigan proliferando» e insisten en la necesidad de que se modifique la normativa para que los ayuntamientos puedan regular la concesión de licencias de ocupación.

Fotos

Vídeos