El Ayuntamiento desbloquea el pago de 1.300 facturas a más de 400 'pymes'

El concejal de Economía, Luis González./PEPE MARÍN
El concejal de Economía, Luis González. / PEPE MARÍN

Según el concejal de Economía, el periodo medio de pago a proveedores supera los 200 días y la deuda comercial es superior a los 90 millones

IDEALGranada

El área de Economía, Urbanismo, Obras Públicas y Empresas Participadas, del Ayuntamiento de Granada, liderada por Luis González, ha anunciado la aprobación del pago de más de 1.300 facturas correspondientes a casi 400 proveedores. Se trata de facturas que tienen como especial característica ser inferiores en importe a 1.000 euros y tener una antigüedad superior a cuatro meses.

Según ha explicado el edil, «esta medida se encuadra dentro del plan de choque puesto en marcha por la concejalía para mejorar el periodo medio de pago a proveedores (PMP), que es uno de los principales problemas económicos heredados del pasado por la actual corporación municipal». En este sentido, González ha lamentado que, durante tres años el PSOE, haya disparado el PMP que, en la actualidad supera los 200 días.

«El equipo de Gobierno socialista ha provocado que el Ayuntamiento sea uno de los principales deudores de las pequeñas y medianas empresas que prestan servicios a esta ciudad y que tardan más de nueve meses en cobrar a pesar de haber realizado el trabajo», ha añadido González, quien lamenta que sean los pequeños y medianos empresarios y autónomos los principales perjudicados por estos impagos.

Según González, la situación económica que ha encontrado al llegar al área es «preocupante». En la actualidad, la deuda comercial asciende a cerca de 90 millones de euros, lo que «se traduce en que gran cantidad de empresas y, sobre todo, un importante volumen de pequeños empresarios y autónomos está financiando la deuda viva municipal, con el perjuicio lógico que tal situación causa a sus economías y a la de sus empleados».

Con con esta medida, que es posible realizar a pesar de las condiciones fijadas por el Plan de Ajuste Económico vigente en el Ayuntamiento de Granada, se pretende mejorar las condiciones económicas de estos proveedores del Ayuntamiento que están afectados por el retraso en el pago de sus facturas, las cuales, a pesar de su pequeño importe, suponen, en opinión del responsable económico, un perjuicio posiblemente mayor que el que se realiza a los grandes proveedores.

Así, como ha indicado, se trata de una medida «no solo de carácter económico, sino eminentemente social y, sobre todo, justa, para paliar, en la medida de lo posible, la situación de deterioro de sus condiciones materiales y empresariales». «Pretendemos ir resolviendo y minorando poco a poco la deuda comercial que mantiene este Ayuntamiento y en ese objetivo estamos todos comprometidos desde el conjunto de la estructura municipal», ha añadido el concejal.