La Audiencia acepta que declare el comandante de la Guardia Civil que destapó la trama del catastro de Granada

La Audiencia acepta que declare el comandante de la Guardia Civil que destapó la trama del catastro de Granada
RAMÓN L. PÉREZ

El tribunal acuerda excluir el delito de estafa agravada por el que acusaba la Junta de Andalucía

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Las cuestiones previas están centrando la primera sesión del juicio por la trama presuntamente corrupta del Catastro de Granada, que se celebrará en la sala de vistas de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada hasta el próximo 27 de febrero. La primera cuestión ha sido planteada por el fiscal del caso, José María Suárez, quien ha solicitado que declare como testigo por videoconferencia el comandante de la Guardia Civil que inició la investigación.

La petición ha sido aceptada por el tribunal, que ha fijado el próximo 5 de febrero para que el alto mando, actualmente destinado en Cooperación Internacional, declare. Su testimonio no fue propuesto antes, como ha reconocido el ministerio público, por «un olvido» en su escrito de acusación.

Por su parte, una de las defensas, la que ejerce el letrado Ernesto Osuna, que representa al funcionario M. P. J., ha planteado una posible nulidad de parte de la prueba por un auto de 2013 que acordó el volcado de los correos electrónicos de los funcionarios del Catastro, pues en dicha resolución no se autorizaba expresamente el análisis de los correos, sino sólo el volcado. De igual modo, ha alegado la «anulabilidad» de esa prueba por una supuesta falta de control en la cadena de custodia de los cedés del volcado. Ante ello, el tribunal ha indicado que «se reserva la decisión para el inicio de la siguiente sesión».

Otra de las defensas, la ejercida por el letrado Rafael López Guarnido, ha solicitado el sobreseimiento provisional del caso para su cliente, uno de los empresarios encausados, dada su delicada salud, pues tiene 80 años y problemas de corazón. Por esas dolencias, de hecho, se ha permitido a este acusado, F. R. B., ausentarse de la sesión de hoy.

Fuentes del caso precisaron que hasta el próximo martes no está previsto que declaren acusados. Entre ellos hay un empleado de una notaría de Albuñol y un abogado (había también un arquitecto, pero según las fuentes ha fallecido), se enfrentan a penas de 4 y medio y 18 años por unos hechos en los que la fiscalía aprecia delitos de infidelidad en la custodia de documentos, cohecho y falsedad documental. Cree que los empleados acusados de la Gerencia Territorial del Catastro pudieron llevar a cabo alteraciones en algunos expedientes a cambio de dinero.

Los investigadores de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil detectaron las supuestas irregularidades en al menos 70 de los expedientes que analizaron de los tramitados entre 2003 y 2015.

Antes de concluir la sesión, al filo de las 12.00 horas, el tribunal ha aceptado excluir el delito de estafa agravada por el que acusaba la Junta de Andalucía. El motivo es que no se les había imputado formalmente mientras se instruyó la causa.