Amadou quiere recuperar a su oveja

Amadou, dueño de Mercedes./RAMÓN L. PÉREZ
Amadou, dueño de Mercedes. / RAMÓN L. PÉREZ

La Policía Local se llevó a 'Mercedes' de la calle Elvira hace una semana y su dueño, Amadou, quiere que vuelva a casa lo antes posible

ÁNGELA MORÁN RICOGRANADA

Mercedes', una oveja de siete meses, fue recogida por la Policía Local al encontrarse en la calle Elvira sin identificación y sin correa. Su dueño, Amadou, paseaba con ella cuando los miembros de la policía retuvieron a la oveja para llevársela. «Cuando la subieron al furgón le dije que estuviese tranquila, que la iba a recuperar», contó Amadou emocionado.

Amadou reside en una cueva en Sacromonte con sus dos mascotas, 'Mercedes' y una perrita de raza dóberman, y defiende que no son sólo animales, son sus compañeras de piso. «Dormimos los tres juntos en la cama», dijo. Ahora lamenta que su compañera no esté y afirma que tanto él como su perra notan su ausencia.

Durante varios meses han callejeado por el Albaicín y podían verse, en numerosas ocasiones, restos de pienso en las aceras, que Amadou dispensaba a sus mascotas a modo de merienda, mientras él charlaba con la gente en la puerta de los bares. Su máxima preocupación es que se coman a su amiga, «no quiero que se coman a 'Mercedes' en Navidad», dijo, y explicó que quiere a su mascota para que le proporcione compañía y teme que, si no la recupera pronto, servirá de cena en alguna celebración especial.

Contó que tenía otro perro, pero que éste mordió a Mercedes provocándole una gran herida en la cara. Tuvo que llevarla tres veces al veterinario para curarla y lamentaba haber tenido que desprenderse de su perro al volverse peligroso: «Nosotros somos compañeros de piso y tiene que haber armonía en casa», relata Amadou.

Amadou y su oveja.
Amadou y su oveja. / IDEAL

Recorría el centro de Granada junto a sus peculiares mascotas e incluso se beneficiaba de la particular estampa. Los camareros de la zona afirman haber visto en repetidas ocasiones cómo Amadou reclamaba dinero a los turistas por hacerse fotos con 'Mercedes' que, posteriormente, gastaba en estas tascas. Además, lamentaba que los turistas confundiesen a su compañera con una cabra, «llamaban cabra a 'Mercedes' y es una oveja, no entiendo como pueden confundirlas», contó ofuscado.

Después de varios días sin saber de la oveja y de preguntar a la Policía Local, le informaron que el animal se encuentra en una protectora de animales y que se la devolverán si presenta toda la documentación necesaria. Amadou, de origen senegalés, tiene dificultades para entender el idioma y esto agrava la situación para recuperar a su compañera. «Me la regalaron con sólo tres meses, era un corderito y yo la cuidé junto a mis dos perros», decía orgulloso mientras presentaba en la oficina de Medio Ambiente las facturas del veterinario, papeles que presentó la pasada semana pero que no sirvieron como documentación para recuperarla.

El procedimiento para recuperar a su mascota es similar a la recogida de cualquier animal en la vía pública: debe presentar su documentación y la del animal, junto con el pago de una tasa por su retirada y un incremento de cinco euros diarios por el mantenimiento del animal en el refugio al que ha sido trasladado.

El problema viene al tener que presentar los papeles de la oveja, «me la regalaron y ahora no tengo un documento que lo demuestre», dijo preocupado, al salir de la oficina.

Amadou está decidido a proseguir su particular 'cruzada' para poder recuperar a su amiga y desde la oficina de Medio Ambiente aseguran que se trata de un hecho insólito y que hasta ahora no se han visto en una situación ni si quiera parecida.

 

Fotos

Vídeos