«No quiero que el Colegio esté gobernado ni dominado por las grandes firmas de abogados»

«No quiero que el Colegio esté gobernado ni dominado por las grandes firmas de abogados»
Marrón Creativo

Alicia Teruel es una de las dos mujeres candidatas a decana del Colegio de Abogados de Granada

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Ciudad y año de nacimiento: Andújar (Jaén), 1970

Años ejerciendo como abogada: 25

Lugar donde estudió Derecho: Granada

Miembros de la candidatura: Jose Antonio Sánchez Pérez, Alfonso Labella Medina, Coral Vega Ocaña, Manuel Ramírez Cara, Sergio Ferrer Noguera, Rafael López Guarnido, Teresa Vidal Sos, Pablo Gutiérrez Haya, Gema Ábalos Muñoz, Belén Triviño Guerrero, Carmen Ortega Guillo, Francisco Roncero Siles, María Patricia Guardia Lara, María José Arcas-Sariot Jiménez y Pilar Montoro Aybar.

-¿Por qué presenta esta candidatura?

Porque entiendo que la gobernabilidad del Colegio de Abogados se debe hacer de otra manera: más abierta a los colegiados, más eficiente en términos económicos y también más solidaria. Creo que los dos años que llevo en la Junta de Gobierno con el resto de candidatos que entramos en las últimas elecciones han servido para iniciar un proceso, pero ese tiempo es insuficiente, y más habiendo estado en minoría. También porque no quiero que el Colegio esté gobernado ni dominado por las grandes firmas de abogados. Todos mis compañeros son de pequeños despachos e incluso de despachos individuales. Los intereses de los grandes despachos son distintos de los de la inmensa mayoría de los abogados, como el turno de oficio, y son estos los que deben gobernar el colegio y no al revés.

-¿En qué se diferencia de las restantes?

Digamos que no somos la candidatura oficialista, no somos continuistas y no hemos formado parte de candidaturas previas con el decano actual, Eduardo Torres, como sucede con las otras candidaturas. Tampoco somos la candidatura de los grandes despachos, no nos identificamos con ellos; somos la candidatura de los abogados de a pie, los que necesitan el turno de oficio para poder sacar su despacho adelante y por eso el turno de oficio es nuestra mayor preocupación, estando adscritos al turno de oficio la gran mayoría de la candidatura.

-¿Cuáles son sus retos en caso de salir elegida como decana?

Pues son muchos y esperamos tener tiempo para poder desarrollarlos. El turno de oficio y la asistencia al detenido. Para mí esa es una cuestión fundamental. La mayor parte de los abogados formamos parte de dicho turno. Los compañeros que defendemos asuntos del turno sabemos lo mal pagado que está –unos 130 euros por procedimiento de media-. No puede ser que la disponibilidad y trabajo de un abogado durante 24 horas se liquide con 58 euros tras retenciones. Por otro lado, está el asunto de las cuotas, somos uno de los Colegios de Abogados con la cuota más alta. Y no podemos olvidar la adaptación tecnológica y la transparencia, así como tampoco que hay que conseguir la conciliación familiar de los abogados.

-¿Cuál es el perfil de sus compañeros de lista?

Son excelentes profesionales con una gran trayectoria, pero sobre todo son honestos y con ganas de emprender cambios, con vocación de servicio al Colegio y no de que el Colegio les sirva a ellos.

-¿Qué valores quieren transmitir?

-Precisamente nuestra campaña habla de valores. Así presentamos la candidatura: honestidad, profesonalidad, transparencia, solidaridad, responsabilidad... y así hasta dieciséis.

-¿Qué balance hace del trabajo hecho hasta ahora por el último decano?

-Creo que no sería fiel a mí misma si no dijera la verdad, y en vez de eso, me limitase a ser políticamente correcta. En mi opinión el balance del decano es negativo, creo que ha puesto en ocasiones clave sus intereses personales por delante de los Colegiales y ha hecho que el Colegio se encontrara en situaciones por las que no tenía que haber pasado.

-¿Qué hay que mejorar del colegio granadino?

-La atención al colegiado, los servicios que se prestan, las cuotas, el seguro de responsabilidad civil, la transparencia, mejora de las sedes y delegaciones y todo aquello que suponga una mejora para el colegiado.

-¿Cuáles son sus principales propuestas?

-En consonancia con lo que opino que hay que mejorar, quiero que cuando el colegiado entre en el Colegio es como si entrase en su casa, pues es su casa. Quiero rebajar las cuotas sin suprimir ningún servicio ni mermar su calidad. Quiero que el seguro de responsabilidad civil se adecue a las necesidades de cada colegiado, lo que para muchos supondrá un muy importante ahorro. No es justo que todos paguemos las mismas primas que los grandes despachos, porque no todos necesitamos tener la misma cobertura, pues ni en volumen de asuntos ni la cuantía son los mismos. La transparencia es importantísima, además de ser una obligación legal y quiero que, por ejemplo, las actas de Junta de Gobierno se publiquen el mismo día en que son aprobadas y no meses después. Todo colegiado tiene que saber al instante qué es lo que ha acordado su Junta de Gobierno.

La mejora de las sedes es esencial, si he dicho antes que el Colegio es la casa de los abogados, dicha casa tiene que ser una casa digna, cómoda y habitable. Por ejemplo que sean accesibles, y en las delegaciones, si alguna vez presupuestariamente fuera posible, quisiera que hubiera también una sede colegial mas allá de la consabida Sala de Togas del juzgado. Para conseguirlo quiero que los partidos tengan su propio presupuesto como lo tienen los grupos especializados en razón del numero de colegiados que tenga cada partido. Quiero mejorar los servicios colegiales de tal forma que desde la comodidad de su despacho cualquier compañero pueda gestionar cualquier cuestión burocrática sin que tenga que desplazarse al Colegio. Pienso en los compañero de fuera de Granada y las dificultades que tienen y tenemos que facilitarle cualquier gestión. ¡Estamos en el siglo XXI! Quiero luchar con eficacia contra cuestiones como el intrusismo: no se puede consentir que personas que no están colegiadas puedan ejercer impunemente e incluso presentarse a juicio diciendo que son abogados, engañando a su propio cliente.

-¿Con qué lema concurren?

16 valores, un nuevo Colegio.

-¿Qué esperanza tienen en las urnas?

-¡Todas! Ja, ja, ja. Somos una candidatura muy completa, sus miembros se han seleccionado intentando abarcar especialidades y capacidades. Creo que somos la candidatura ganadora.... Y vamos a ganar.

-¿Han programado alguna actividad para pedir el voto de los colegiados?

-Por supuesto, aun siendo una candidatura con un presupuesto modesto y no disponer de grandes medios económicos. Todo empieza ya mismo. Visitaremos a nuestros compañeros de los partidos judiciales, tenemos programado un acto social de presentación de la campaña y me encantaría poder tener un debate entre los tres candidatos, además claro está de tener presencia en las redes sociales tan importantes hoy día.

-Haga un diagnóstico de la abogacía actualmente.

Es una profesión que esta evolucionando muy rápidamente, adaptándose a las reglas del capitalismo. Se tiende a que el sector esté dominado por los grandes despachos, que son en realidad grandes empresas. Con ello los abogados se están convirtiendo no en profesionales libres sino en asalariados, muchas veces en condiciones muy precarias. La dignidad de estos abogados también me preocupa y quiero también que puedan ejercer la defensa de los intereses que se le encomiende de forma libre e independiente, como dice nuestro estatuto.

Fotos

Vídeos