La Alhambra recupera el cultivo del espárrago en las Huertas Medievales del Generalife

La Alhambra recupera el cultivo del espárrago en las Huertas Medievales del Generalife
RAMÓN L. PÉREZ

Se han plantado más de 175 garras de la variedad verde-morado procedentes de la localidad granadina de Huétor Tájar

R. I | FOTOS: RAMÓN L. PÉREZ

Las Huertas medievales del Generalife recuperan el cultivo del espárrago tras la plantación de 175 garras cedidas por la IGP (Indicación Geográfica Protegida) de Huétor Tájar (Granada), la pasada primavera. Aunque habrá que esperar un año hasta que se recoja la primera cosecha, ya se puede hablar del «éxito» del proyecto.

Así lo ha confirmado esta mañana el director del Patronato de la Alhambra y Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, en la visita que ha realizado para supervisar el estado de la plantación: «La Alhambra apuesta por la investigación y difusión de las Huertas del Generalife, estableciendo especies y formas de cultivos locales e históricos de época andalusí y nazarí. Desde ahora, además de los cultivos históricos que hemos introducido recientemente, como granados y azafrán, también habrá espárragos».

Por su parte, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta en Granada, Manuel García Cerezo, ha mostrado el apoyo de la consejería a la que representa en este tipo de actividades «ya que con ellas damos a conocer las excelencias de este producto único en el mundo, como es el espárrago triguero de Huétor Tájar. Nuestra consejería está totalmente comprometida con la promoción de productos de Andalucía. De ahí que hayamos puesto en marcha diferentes iniciativas para fomentar nuestra gastronomía y la dieta mediterránea».

Durante la visita a la plantación, el director de la IGP Espárrago de Huétor Tájar, Ignacio Escobar, ha explicado que la variedad que se ha plantado en la Huerta Grande es la del espárrago verde-morado: «Se diferencia de los verdes porque son más delgados y tienen un porte más recto, el color del tallo tiene tonos más oscuros (verdes, morados y bronces), y tienen un intenso sabor amargo-dulce y un aroma y textura firme y carnosa».

En concreto, se han plantado 175 garras en una de las paratas de Huerta Grande, con un marco de plantación de 1,5 x 0,7 m, hasta ocupar una superficie aproximada de 190m2. Será en 2019 cuando se realice la primera recolección de espárragos o turiones. La planta tiene tres fases diferenciadas a lo largo del año: la producción de turiones o espárragos, el desarrollo vegetativo y la parada vegetativa.

La primavera es la época de recolección del espárrago. Después, desarrolla una parte aérea que, tras el verano, comienza a secarse y se inicia el proceso de parada vegetativa. «Cuando la parte aérea está seca es conveniente realizar la siega en la parte próxima al tallo. Como el espárrago es una plata vivaz su cultivo durara varios años en el suelo, lo normal suelen ser unos 10 años, a partir de entonces disminuye la productividad de turiones (espárragos)», ha señalado Escobar.

La variedad que se ha sembrado en las Huertas Medievales del Generalife se encuentra regulada por la Indicación Geográfica Protegida Espárrago de Huétor Tájar, corporación adscrita a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía. Estos ejemplares se cultivan en un territorio limitado, siendo la zona por excelencia de cultivo la localidad granadina de Huétor Tájar, aunque también se da en otros municipios como Íllora, Loja, Moraleda de Zafayona, Salar y Villanueva de Mesía.

Los espárragos amparados por la IGP 'Espárrago de Huétor-Tájar' proceden de esparragueras autóctonas, de la subespecie de Asparagus officinalis L, similares al espárrago triguero silvestre. Este espárrago autóctono se caracteriza por un tallo delgado, flexible y largo, de color verdemorado o bronce, más oscuro en la cabeza.

El espárrago es una planta originaria de los países del mediterráneo y se tiene conocimiento de su uso desde la antigua Grecia. En la Península, los árabes incentivaron su cultivo, siendo considerado como un manjar en la Granada nazarí según aparece en los textos agrícolas andalusíes de IbnBassal, al-Tignari e IbnLuyun.

El consumo de espárragos es altamente recomendable por sus propiedades nutritivas y saludables. Este alimento es rico fósforo, potasio y ácido fólico, además de vitaminas C, B y D: Posee un bajo índice glucémico y tiene beneficiosas propiedades antioxidantes para el organismo. La Indicación Geográfica Protegida La Indicación Geográfica Protegida 'Espárrago de Huétor-Tájar' fue reconocida en octubre e de 1996 por Orden de la Consejería de Agricultura y Pesca.

 

Fotos

Vídeos