La Alhambra en 500 metros cuadrados

Salón de Embajadores. / J. R.

Cerca de 18.000 personas visitaron esta reproducción del palacio nazarí en los últimos años | José Luis Romero, sevillano de 72 años, ha replicado el monumento granadino en su hogar de Paradas

PILAR GARCÍA-TREVIJANOGRANADA

Sevilla ya tiene su propia Alhambra a pequeña escala. Al monumento más emblemático de la ciudad le ha salido un duro competidor en Paradas, a 40 kilómetros de la capital andaluza. 'El Carmen de los Arrayanes' se sitúa en el número ocho de calle Larga, donde José Luis Romero Nuñez, sevillano de 72 años, ha conseguido replicar fielmente -y en tan sólo 500 metros cuadrados- las 40 hectáreas que forman el recinto fortificado de la Alhambra, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984.

Si la Alhambra tardó en construirse cuatro siglos, Núñez, amante confeso de Granada y de la arquitectura nazarí, apenas necesitó 12 años y 143 visitas al monumento para replicar el palacio. Desde 1993 a 2005, este vecino de Paradas y su familia trabajaron en la construcción de lo que ahora es, junto a un cuadro de El Greco, el mayor reclamo turístico de su pueblo.

«Es la pregunta del millón ¿que cómo se me ocurrió reproducir la Alhambra en casa? No sabría decir... Siempre he sido un entusiasta de la historia y arquitectura nazarí y me ha llamado mucho la atención. Comprar la casa, rehabilitarla, hacer los planos y sobre todo mucha documentación con tomos de arquitectura. Estuve treinta años dándole vueltas a las ideas en la cabeza y diseñando cómo quería que quedara mi casa», explica.

Constructores, artesanos y albañiles siguieron las órdenes y diseños de Romero, comerciante textil de profesión, basados en un exhaustivo trabajo de investigación. El propietario carece de un título de arquitecto, pero ha aprendido «hasta el más mínimo detalle» de la cultura andalusí de forma autodidacta y concienzuda.

De los 500 metros cuadrados, 400 son «hasta el techo, totalmente nazaríes», los 100 restantes tienen detalles árabes. Romero afirma que su casa «únicamente está inspirada en la Alhambra». Visitó también Marruecos, pero no le interesó: «La decoración de la Alhambra y su restauración es inigualable. Los franceses en la Guerra de Independencia dejaron parte deshecha y el trabajo de restauración fue impecable. Sin embargo quería la originalidad de las primeras épocas». La acequia del Generalife, la Sala de los Mocárabes o la Sala de la Barca son algunos de los espacios reproducidos al detalle en su hogar, la mayoría con materiales de Granada, entre ellos más de 125.000 azulejos y cien moldes distintos para reproducir los yesos.

El sevillano dedicó 62 años de su vida a trabajar en la tienda familiar. Con esfuerzo ahorraba cada euro para invertirlo en su edén particular y cuando disponía de tiempo libre «cogía el coche» y acababa en el parking de la Alhambra, del que asegura que es uno de los más caros de España. Tras una visita institucional del alcalde y la difusión de los medios de comunicación, la casa se ha convertido en un lugar de peregrinación en Paradas. El hogar en el que Romero vive con los suyos ha recibido cerca 18.000 visitantes desde 2014. El vecino apunta que algunos de los curiosos que se acercan a su hogar acuden acompañados de arquitectos para «copiar» el codiciado palacio, e incluso tiene visitas concertadas desde América Latina para octubre. Por descanso familiar acepta visitas los viernes hasta las 17.00 horas y los sábados hasta las 11.00 horas, aunque hace algunas excepciones. No ha calculado el alcance de la inversión, su intención nunca fue convertir la casa en museo, simplemente es un lugar de descanso para la familia que comparten «encantados» con el resto de interesados en el arte de estilo andalusí.

Fotos

Vídeos