Con la música a otra plaza

El coro del Cristo de la Yedra durante su actuación en la calle./
El coro del Cristo de la Yedra durante su actuación en la calle.

El coro del Cristo de la Yedra ofreció este jueves tres conciertos callejeros para darse a conocer y experimentar la música fuera de las aulas

JAVIER MORALES

Bib Rambla, la fuente de las Batallas y la Plaza de las Pasiegas se han transformado este jueves en auditorios improvisados para acoger las actuaciones del coro del colegio Cristo de la Yedra. Los pequeños han encandilado a los transeúntes, buena parte de ellos turistas, con un simpático repertorio que ha culminado con la banda sonora de 'El último mohicano'.

La directora de este coro y profesora de primaria del centro, Loli Márquez, ha querido de este modo mostrar al más de medio centenar de artistas "lo que es cantar fuera de las aulas o los auditorios". De paso, han dado a conocer este proyecto que funciona en el colegio granadino desde hace más de una década.

Los integrantes del orfeón han contado para esta cita con el apoyo del profesor de música Estani Peinado, que ha acompañado al piano, y de un conjunto compuesto por una docena de instrumentos. "Aquí hay una cantera muy buena", presume el pianista, "creo que hay gente que se va a dedicar profesionalmente a la música, o por lo menos tienen posibilidades de hacerlo".

Bajo la batuta de Loli y Estani, estos niños y niñas de nueve años en adelante han adornado con sus notas la mañana en el centro de Granada. Entre canciones en latín y ritos africanos, los escolares han sumado una nueva experiencia en su particular currículum musical. Y claro, como celebraba uno de ellos, han dejado las aulas por un día.