Firmas para cambiar Granada

Firmas para cambiar Granada

Las plataformas digitales se convierten en herramienta indispensable para difundir todo tipo de reclamaciones: desde el AVE soterrado a los derechos de los animales

JAVIER MORALES

Cerca de 200 resultados ofrece la búsqueda 'Granada' en una de las principales redes sociales de recogida de firmas. 'Change.org' parece haber marcado un punto y final a las tradicionales recolectas de papel y 'boli', que hacían de la búsqueda puerta por puerta o en las plazas de las capitales un artilugio engorroso para lograr apoyos. Es en esta plataforma donde las reivindicaciones de los granadinos parecen haber encontrado un altavoz, no siempre efectivo.

Entre las últimas peticiones, la que más apoyos ha recaudado es una propuesta formulada por Sebastián Martín, que cuenta con cerca de 385.000 firmas. Con el objetivo de alcanzar las 500.000 para su entrega a Susana Díaz, Mariano Rajoy y el consejero de Sanidad de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, este ciudadano pretende que las administraciones sufraguen un proyecto de investigación contra el cáncer acunado en la Universidad de Granada.

Su lucha comenzó en septiembre de 2015, días antes de la presentación en sociedad de la patente del Bozepinib así se llama el compuesto, que ha demostrado ser eficiente en roedores. En octubre, los dos grupos de investigación involucrados en los estudios para que en un futuro el medicamento se pueda comercializar, hicieron una llamada a la inversión privada para dar continuidad a más de dos décadas de trabajo. En diciembre, un whatsapp hizo viral la situación de estos científicos.

En la lista de las últimas solicitudes recurrentes de los granadinos, los animales cobran protagonismo: de la eliminación de las atracciones de ponis en el ferial o la ayuda a refugios hasta la prohibición de las peleas de perros. También hay quien lucha contra los excrementos en las aceras. Dentro de esta categoría, la petición con más adhesiones llegó a alcanzar más de 90.000 firmas.

Se trata de una publicación de Sara García dirigida a la Fiscalía y la Audiencia Provincial de Granada en la que ruega retirar una condena de prisión a sus padres. "Mis padres han sido condenados a prisión injustamente por las mentiras de un vecino que dice que nuestras dos perras, de raza labrador retriever, ladran de 18 a 24 horas diarias", reza el encabezado de esta protesta difundida en febrero de 2015.

El asunto, que tuvo como epicentro una pedanía de Vegas del Genil, Ambroz, terminó con una condena a 21 meses de cárcel. Llegaron a abandonar su hogar por la "presión psicológica" y la "angustia" a causa de la denuncia. Sin embargo, el 7 de junio Sara anunciaba la "victoria". La Audiencia Provincial, dice en su mensaje, desestimó el delito y aplicó una sanción administrativa.

Otro de los casos recientes, inaugurado el pasado 1 de mayo, cuenta ya con más de 80.800 firmas. Es una apelación a una entidad bancaria para que paralice el desahucio de Juan y Magdalena, que este 24 de mayo perderán la que ha sido su casa durante 30 años si finalmente prospera la orden. La plataforma Stop Desahucios ya ha hecho llegar al Juzgado de Instrucción Nº4 las firmas recogidas en Change y en puntos físicos.

Con 71.880 apoyos, la cuarta reclamación más secundada de esta búsqueda tiene como objeto la imputación de los raperos granadinos Ayax y Prok. Estos fueron acusados por el grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional por injurias y calumnias en un vídeo de YouTube en el que presuntamente hacían alusión a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Inma Hidalgo, madre de los artistas, explicaba en esta petición lanzada el 11 de febrero que "es una canción que muestra el hartazgo y la protesta de muchos jóvenes". "Se ven constantemente interpelados, con muy malas formas en muchas ocasiones, por policías que casi de diario les multan por consumir bebidas (incluso no alcohólicas) en lugar público o simplemente estar allí", reza el texto.

La defensa de la libertad de expresión llevó a más de 53.000 personas a apoyar la retirada de cargos y puesta en libertad de Alfonso y Raúl, integrantes de la compañía de teatro granadina 'Titiriteros desde abajo' acusada por apología del terrorismo tras enseñar un cartel en el que se leía 'Gora Alka-ETA' durante una obra infantil en Madrid. La Fiscalía solicitó al juez de guardia de la Audiencia Nacional prisión incondicional. El caso se encuentra aún en los Juzgados.

El AVE soterrado, el botellódromo a favor y en contra, peticiones de firmas de grupos Auryn, Gemeliers o el cantante Antonio José, adelantos en las listas de espera de Urgencias o quejas por los obstáculos para minusválidos también encuentran su hueco en la amalgama de reclamaciones en Change.