Granada es la provincia andaluza con más menores condenados por delitos sexuales

Granada es la provincia andaluza con más menores condenados por delitos sexuales
FOTOLIA

La Fiscalía General del Estado relaciona este tipo de conductas con la facilidad que tienen los niños y adolescentes para ver pornografía

CARLOS MORÁN

Granada fue en 2018 la provincia andaluza con más menores condenados por haber cometido delitos sexuales, según los datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que fueron difundidos ayer. En este sentido, diez adolescentes fueron juzgados y declarados culpables de abusos o agresiones sexuales en la provincia, tres más que en 2017. En Málaga la cifra de sentencias condenatorias también fue de diez, nueve en Sevilla, también nueve en Córdoba,ocho en Cádiz,seis en Jaén, cinco en Huelva y tres en Almería.

En el conjunto de España, y siempre según la misma fuente, un total de 323 chavales fueron condenados por delitos, un 20,1% más que el año anterior, un crecimiento muy notable del que ya alertó la Fiscalía General del Estado en su última memoria, que fue presentada el pasado 9 de septiembre. De hecho, el ministerio público incidió en que estas conductas comienzan a proliferar entre niños de menos de catorce años, es decir, que no pueden procesados al no haber alcanzado todavía la edad a la que se les puede exigir responsabilidad penal.

La última hora de Granada

«De una anualidad a otra, se estima que el tema de los delitos contra la libertad sexual en edades adolescentes reviste, paulatinamente, aspectos más inquietantes. Uno de ellos es que se aprecia, de modo progresivo, que aparecen implicados menores de más corta edad. En tal sentido, la delegada de Madrid apunta a una 'gran precocidad y comportamientos y relaciones altamente sexualizados entre menores de muy corta edad', con significativas cifras de archivos de diligencias por ser los investigados de edad inferior a 14 años», advirtió la Fiscalía General del Estado en el documento que resume su actividad referida a 2018.

«Mujer cosificada»

En este misma línea, el ministerio público relacionó el aumento de este tipo de casos con la facilidad que tienen los niños y adolescentes para acceder a material pornográfico gracias a Internet. «El incremento de la violencia entre los jóvenes es muy inquietante, especialmente en los casos de delitos de naturaleza sexual ejercida en grupo. Se trata de un fenómeno que guarda relación con el uso de la pornografía a través de las redes, donde se representa a la mujer cosificada. Una situación que hay que afrontar desde el ámbito educacional, en el que padres y administraciones tienen que aunar esfuerzos para asegurar la transmisión de valores de igualdad».