2.400 platos al día para los enfermos del hospital

Preparación de comidas en el hospital del PTS/ALFREDO AGUILAR
Preparación de comidas en el hospital del PTS / ALFREDO AGUILAR

Más de un centenar de trabajadores emplean su jornada en realizar menús especializados con productos de la zona

SARAI BAUSÁN GARCÍAGranada

«Desde las siete de la mañana, los fogones ya están en marcha». Ana Isabel González, responsable del servicio de cocina del hospital del PTS, pasea entre las calderas y bandejas dispuestas en las cocinas del centro explicando cómo consiguen salir día a día 2.400 platos que alimentan a los pacientes que se recuperan en sus instalaciones.

Poner cada jornada un plato de comida en los hogares no es tarea sencilla. Hay que planificar, comprar, organizar, preparar y cocinar. Y aportarle ese conocido «ingrediente secreto» que comentan todos los profesionales de la cuchara: el cariño. Pues el mismo proceso se vive en el subsuelo del Campus de la Salud, pero con cientos de comensales más.

Más información

No solo son muchos más los «clientes» de este pseudo restaurante, sino que también cuentan con particularidades y patologías que hacen que muchos de sus usuarios necesiten un menú especial. «Los menús lo supervisan los especialistas en nutrición para ver que es el adecuado y que es el específico para cada paciente. Tenemos diversos menús dependiendo de los posibles problemas de salud. Además, otros pueden escoger entre un menú de platos muy variado cuando sabemos que pueden comer de todo y que por el motivo que sea han perdido el apetito», indican desde el servicio.

Para que las 900.000 comidas que se realizan al año estén en su punto, unos 130 profesionales se emplean a fondo durante horas. Todo ello para acabar con las bandejas repletas de comidas que abren el apetito: «Intentamos meter menús granadinos. En verano, por ejemplo, ponemos salmorejo, remojón granadino, gazpacho. Da hambre solo de pensarlo».