Muere el abogado Luis de Angulo

Luis de Angulo en su despacho./
Luis de Angulo en su despacho.

También catedrático de Derecho mercantil y con un amplio currículum, ha fallecido hoy a la edad de 76 años

El abogado y catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Granada Luis de Angulo Rodríguez ha fallecido hoy a la edad de 76 años. Su figura es la de un verdadero gigante en el mundo del Derecho que trascendió con mucho las fronteras ya de por sí amplias de la Granada jurídica.

El currículum profesional de Luis de Angulo es tan extenso como brillante y variado. Compaginó la docencia e investigación universitaria con su trabajo como letrado y jalonó su trayectoria de una intensa labor corporativa en defensa del colectivo de la abogacía. En esta última vertiente, además de ejercer como decano de los letrados granadinos durante siete años (1985-92), su papel principal lo desempeñó en la Mutualidad General de la Abogacía, una entidad sin ánimo de lucro que cubre las necesidades de los profesionales del derecho y sus familias, y que cuenta en la actualidad con casi 180.000 mutualistas en toda España. Luis de Angulo Rodríguez fue su presidente entre 1995 y 2016.

También formó parte durante décadas del Consejo General de la Abogacía y prueba del impacto que su presencia causó en el máximo órgano rector de los letrados españoles fue la emotiva despedida que el Pleno del Consejo le dispensó el pasado mes de julio, que incluyó una cena en el hotel Ritz a la que acudió la práctica totalidad de los consejeros.

A su faceta como letrado y profesor universitario añadió un breve periplo por la vida pública que también dejó una huella imborrable. A finales de los 70, el ministro de Hacienda Jaime García Añoveros lo eligió para asumir el cargo de Director General de Seguros.

Casado, padre de dos hijos y una hija, su prestigio le abrió las puertas de numerosos consejos de administración de sociedades públicas y privadas. Entre otras responsabilidades, ejerció durante años como vicepresidente del Consejo de Administración de IDEAL. También formó parte del Patronato de varias fundaciones, como la Rodríguez-Acosta.

Uno de las últimos reconocimientos, y de los que más ilusión le hizo, no provenía del mundo jurídico. El Ayuntamiento de Granada le concedió en abril de 2013 la Medalla de Oro de la ciudad, que recogió en enero del año siguiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos