Comunidades cristianas afean la homilía del arzobispo y le piden que se retire

Consideran que sus palabras incitan "cuanto menos" a la discriminación, lo que califican de grave

EFE

Las Comunidades Cristianas Populares (CCP) de Andalucía y Granada han rechazado las ideas vertidas sobre las mujeres, las políticas de igualdad y contra colectivos de LGBT por el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, han respaldado la denuncia en Fiscalía y le han pedido que se retire.

En un comunicado, CCP han recalcado que no comparten las palabras de Martínez y han detallado que han leído "con asombro" la homilía que pronunció el prelado este mes en la que criticó la "ideología de género y otros temas de moral sexual".

En dicha homilía, Martínez lamentó que la ideología de género trate de imponerse como ley en la educación de los niños y consideró que "hay una patología detrás de eso", además de "una cortedad y una torpeza de la inteligencia".

"Si no fuese porque un arzobispo es una autoridad eclesiástica y que lo que él diga tiene un eco importante en muchas personas de buena fe, diríamos que su homilía no deja de ser un panfleto en el sentido literal de la palabra", ha apuntado esta comunidad, que ha recalcado su rechazo a las declaraciones de Martínez.

Han considerado que sus palabras incitan "cuanto menos" a la discriminación, lo que han calificado de grave, y han mostrado su apoyo "al cien por cien" a la denuncia formalizada ante la Fiscalía por el Observatorio contra la LGBTfobia.

"Desde nuestra perspectiva cristiana", ha detallado este colectivo, las autoridades eclesiásticas que justifican sus ideas con leyes divinas "yerran torpemente" y han pedido al prelado que aprenda que cada persona nace con una naturaleza "de hombre, de mujer, de homosexual, de lesbiana o de trans, y es con esta naturaleza con la que debemos vivir y a la que serle fiel".

"¿O es que el señor arzobispo piensa que los cinco mil presos homosexuales de la época franquista preferían la cárcel a cambiar de naturaleza?", se han preguntado.

Este colectivo católico ha considerado que con el actual drama de la violencia de género, alguien debería impedir que Martínez "desde su cátedra de arzobispo" pueda insultar a la dignidad de las personas, "de las mujeres víctimas del aberrante machismo y del no menos aberrante patriarcado que domina la institución eclesiástica".

Han reprochado además que hombres clérigos utilicen los púlpitos para incitar "al odio a la mujer" y han pedido al prelado que se retire "por el bien común de mujeres, hombres, homosexuales, lesbianas y transexuales".

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía han reconocido avergonzarse de las homilías del arzobispo de Granada, del que han destacado que "no nos representa", y han alentado a colectivos y ciudadanos a mostrar "su más enérgica repulsa" contra los prelados que con sus actitudes no beneficien la construcción de una sociedad igualitaria y digna.