"Se acabó para Granada la visión localista, somos más ricos si establecemos alianzas"

"Se acabó para Granada la visión localista, somos más ricos si establecemos alianzas"

Las instituciones se conjuran para desarrollar un Eje de oportunidades capital-costa en el I Foro Granada-Motril

MERCEDES NAVARRETE

El area que conforman Granada capital y la Costa, que concentra tres cuartos de la población de la provincia, debe funcionar como locomotora del desarrollo provincial. Es la idea que comparten las instituciones granadinas y que se ha puesto sobre la mesa en el I Foro Granada-Motril, que se celebra este lunes en el Carmen de los Mártires.

En la primera mesa, moderada por el director de IDEAL, Eduardo Peralta; el alcalde de Granada, Francisco Cuenca; la alcaldesa de Motril, Flor Almón; el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Álvarez de la Chica; el presidente de la Diputación provincial, José Entrena; la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García; la vicepresidenta de la Mancomunidad de la Costa, María Eugenia Rufino; y el profesor de la UGR, Juan de Dios Jiménez Aguilera, han expuesto su visión sobre las oportunidades para la provincia que abre este eje de desarrollo.

"Se acabó para Granada la visión localista. Somos más ricos si establecemos alianzas", ha asegurado el alcalde de Granada.

En este sentido, el regidor ha señalado que la unión Granada-Motril supone la alianza con mayor potencialidad estratégica, logística, cultural y, en definitiva, económica de todo el sur de Europa.

Cuenca ha recordado que el puerto de Motril es el más cercano por carretera a Madrid y que su entorno y el de Granada capital y su área metropolitana aglutinan el 60 por ciento de la población de la provincia.

En su opinión, es el momento de "derribar posiciones de estar de lado y perfil" y trabajar de forma conjunta y coordinada a través de un foro de encuentro económico, social, turístico, comercial y logístico.

Por su parte, Almón ha dicho que el encuentro supone un punto de inflexión para que la zona deje de ser la tierra de las "eternas potencialidades" y que estas pasen a ser una realidad, a través especialmente de un instrumento estratégico como el Puerto de Motril.