El Ayuntamiento de Granada quiere volver al convenio para soterrar el AVE firmado en 2008

2008. Representantes de la Junta, Gobierno, Ayuntamiento y Adif firman el protocolo para soterrar la entrada del AVE. /
2008. Representantes de la Junta, Gobierno, Ayuntamiento y Adif firman el protocolo para soterrar la entrada del AVE.

El Consistorio, la Junta y el Ministerio de Fomento alcanzaron en el mes de febrero de hace nueve años un acuerdo que se desechó por su elevado presupuesto

QUICO CHIRINO

Febrero, pasteloso mes del amor, ha sido también escenario de idilios y desamoríos entre las administraciones; romances que nunca sobrevivieron a la primavera. Febrero ha sido también, por persistente coincidencia, el mes de las esperanzas y desengaños para el proyecto de la Alta Velocidad granadina.

más información

En febrero de 2016, según dijo la exministra Ana Pastor, se esperaba el primer tren en la estación de Andaluces. Fue la penúltima promesa y, como todas las anteriores, también incumplida. Ahora, el ministro Íñigo de la Serna aventura que el AVE estará para el mes de febrero pero de 2018.

También ha sido febrero el escenario de una nueva protesta multitudinaria en las calles de Granada, el 12 a las 12, para pedir que se acabe la desconexión ferroviaria de la provincia y se subscriba un compromiso para el soterramiento de las vías por La Chana.

Ese documento ya existe. Se trata de una declaración de intenciones de tres folios que se firmó el 20 de febrero de 2008 en Madrid. En aquella fotografía aparecen la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, el exalcalde de Granada José Torres Hurtado, el exconsejero de Obras Públicas Luis García Garrido y el que fuera presidente de Adif, Antonio González. Ninguno de los cuatro siguen en primera línea política.

Aquel protocolo no llegó a ningún lado. Entre otras cosas, porque el presupuestos de la operación urbanística, que empezó por 220 millones, se disparó a 765. Y fue, cómo no, en otro mes de febrero, en el de 2013, cuando Fomento desechó la idea de los soterramientos.

El alcalde de Granada, Paco Cuenca, quiere implicar de nuevo a la Junta y al Gobierno en un pacto a tres bandas, con la misma filosofía pero con costes asumibles.

Pero el proyecto de reforma de la estación y la idea de eliminar la cicatriz de vías de La Chana es mucho más antigua. De hecho, la transformación se contempla en el plan de ordenación urbana (PGOU) que se aprobó en la etapa de José Moratalla (PSOE) en la alcaldía, a principios de siglo. Un planeamiento que aún sigue vigente.

Ya entonces, y de esto han pasado más de quince años, hubo reuniones casi a pie de vías para diseñar lo que sería la nueva estación y, quizás, la mayor operación urbanística que tiene pendiente esta ciudad. Según algunos cálculos, al soterrar las vías y la estación se generarían más de 100.000 metros cuadrados; y parte de ellos tendrían que servir para costear la reforma.

Y el rastro llega en la hemeroteca hasta 1993. Los titulares ya hablaban de una nueva estación que todavía no existe.

Habrá que esperar a otro mes de febrero.

 

Fotos

Vídeos