La fusión hospitalaria, derogada

La fusión hospitalaria, derogada

Seis meses después del traslado del antiguo Clínico al PTS y más de cien días después de la primera gran movilización por las calles de la ciudad, la Junta de Andalucía da marcha atrás en el proceso de fusión y regresa al modelo de "hospitales individualizados". El Gobierno andaluz ha aceptado también las renuncias del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y del gerente del SAS, José Manuel Aranda

ANTONIO SÁNCHEZ

La Junta de Andalucía ha derogado la orden de fusión hospitalaria. La decisión se ha adoptado en el Consejo de Gobierno celebrado este martes y con esta medida se pretende demostrar que el proceso de fusión "ha quedado descartado definitivamente", según ha explicado el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez.

ampliación

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Vázquez ha anunciado también la renuncia del vicenconsejero de Salud, Martín Blanco, y del gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda. Según Vázquez, con estas medidas se da un "nuevo impulso" a la negociación y "ya no hay argumentos para no llegar a un acuerdo".

La decisión llega sólo 24 horas después de que el gerente del SAS intentara ayer reunirse con los sindicatados CC OO, UGT, CSIF y Satse y se encontra con un plante unánime de los representantes de los trabajadores, a la espera de nuevos pasos por parte de la administración.

El portavoz Miguel Ángel Vázquez ha jusitifiado la decisión en este momento porque el Gobierno andaluz "sabe escuchar" y "compartimos el interés común de la defensa a ultranza de la sanidad". Vázquez ha asegurado que en ningún caso el Gobierno andaluz ha solicitado las dimisiones de Blanco y Aranda y ha negado que exista relación entre sus marchas y el punto de bloqueo en el que entró ayer la negociación de los dos hospitales completos, con el plante de los sindicatos a Aranda y la renuncia de seis miembros del comité de médicos y enfermeros que se encuentra diseñando los futuros hospitales. "Ellos han presentado las renuncias cuando han considerado oportuno. Son decisiones que responden al sentir de la ciudadanía", ha explicado.

Vázquez ha referido que, con estas medidas, se persigue "optimizar el sistema público de salud y mejorar en la interlocución con los profesionales. Para ello se han puesto nuevos interlocutores en nuestra relación con la sociedad. Con estas decisiones se marca un objetivo prioritario, que es una salud pública al servicio de los ciudadanos. Con ellos se quiere dar un nuevo impulso a la negociación desde la consejería".

La derogación de la orden de fusión -que afecta también a la provincia de Huelva- se ha realizado, según Vázquez, porque no ha sido "entendida" por los ciudadanos. Al respecto, el portavoz del Gobierno andaluz ha considerado que su Ejecutivo no tiene "inconveniente en deshacer lo andado y seguir en la línea de hospitales individualizados. Mostramos humildad y capacidad para hacer los cambios que sean necesarios".

"Diálogo abierto"

Miguel Ángel Vázquez ha confiado en que estas decisiones sirvan para "mantener vías de diálogo abiertas y para que los sindicatos se vuelvan a sentar a la mesa. Estamos respondiendo en su integridad al acuerdo alcanzado por ellos. Nuestra voluntad es la mejora de la sanidad pública".