La limpieza dental incide en tu salud

La limpieza dental incide en tu salud

Hoy la Clínica Dental María López Gollonet nos indica la importancia de la limpieza dental y los distintos tipos que hay

R. I. GRANADA

¿Qué es una limpieza dental?

La salud bucal es esencial para disfrutar de una buena calidad de vida; para ello es necesario tener buenos hábitos de limpieza diaria y acudir al dentista al menos dos veces al año, para que nos realice una limpieza dental, intervención sencilla que tiene como objetivo eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado en los dientes, espacios interdentales y línea gingival.

¿En qué consiste la limpieza dental?

La limpieza, aunque es una intervención sencilla, tiene establecido un protocolo que hay que llevar a cabo de una forma minuciosa. En primer lugar se deben examinar tanto los dientes como las encías, para descartar que haya algún tipo de enfermedad periodontal o que alguna pieza dental presente cierta movilidad, localizando a continuación donde se ha acumulado la placa bacteriana y el sarro que hay por encima de la línea gingival (color amarillento); a continuación se retira la placa bacteriana y el sarro valiéndose de una herramienta denominada ultrasonido, prestando especial atención al sarro que se haya acumulado por encima de la línea de la encía; esta última maniobra puede ocasionar un pequeño sangrado. Una vez finalizado este proceso se utiliza un cepillo, en el que previamente se empapa de pasta profiláctica para los dientes, con el fin de eliminar las posibles manchas que pueden aparecer en el diente a causa de la ingesta de alimentos que contengan pigmentos como el vino o el café.

¿Existen otras técnicas de limpieza dental?

Si, la denominada curetaje que es un tratamiento que se utiliza para eliminar el sarro subgingival (color oscuro), que va más allá de la simple limpieza de la superficie dental. Este tipo de limpieza se realiza cuando existe una enfermedad periodontal, bien sea gingivitis o periodontitis. La enfermedad periodontal afecta a las estructuras óseas que sostienen el diente, y como consecuencia de ello los dientes aumentan su movilidad e incluso pueden llegar a caerse.

¿En qué consiste el curetaje?

Es una técnica de limpieza dental que se realiza a mayor profundidad, por debajo de la línea de las encías, llegando hasta la raíz del diente. Se práctica para tratar de eliminar las bacterias que se acumulan por debajo de la línea de las encías, las cuales hacen que ésta se inflame, abriéndose paso hacia la raíz del diente, generando lo que se denomina bolsa periodontal, en la que las bacterias encuentran un medio idóneo para desarrollarse. Suele realizarse con anestesia local y durante la misma se eliminan los restos de tejido enfermo que puede haber alrededor de las bolsas periodontales.

¿Cómo se realiza?

Para eliminar las bacterias de la bolsa periodontal, hay que realizar un raspado en la raíz del diente con un instrumento llamado cureta para eliminar el sarro acumulado.

¿Es doloroso el curetaje?

El curetaje es la mejor manera de frenar la progresión de la enfermedad periodontal y evitar daños irreparables en el diente. Cómo se realiza con anestesia local, las molestias suelen ser mínimas. En todo caso, las molestias que se producen durante y después de haberse realizado el curetaje, variarán en función de las bolsas periodontales. A veces tras el curetaje puede aumentar la sensibilidad dental y producirse algún sangrado. Para ello podemos tomar antiinflamatorios o analgésicos para aliviar las molestias durante esos días posteriores.

¿Qué diferencia hay entre una limpieza dental y un curetaje?

Tanto la limpieza dental como el curetaje tienen un mismo objetivo, eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado. La diferencia está en el área en la que se realiza. Mientras que la limpieza dental se practica sobre el cuello dental, los espacios interdentales y la línea de la encía, el curetaje implica la parte interna del periodonto que está por debajo de la línea de la encía.

Cuando realizamos una limpieza bucal no hay enfermedad y por lo tanto la estructura ósea de los dientes está intacta, el sangrado de las encías es reversible. Por el contrario cuando es necesario hacer curetaje, ya hay una enfermedad establecida que afecta a la encía y hueso que rodea al diente de manera crónica. De ahí la importancia del mantenimiento a largo plazo para poder controlar y aunque no tiene cura si parar la progresión de la enfermedad.

¿Qué recomendaciones nos puede hacer?

Sencillamente mantener una buena salud bucal favorece la calidad de vida y contribuye a tener una bonita sonrisa, por eso no podemos olvidar nunca que la prevención y la higiene dental son esenciales, para lo que se requiere una constancia en la realización, bien de limpieza o curetaje, según sea necesario, de forma periódica, Ya que la realización aislada de alguno de estos tratamientos no tiene un resultado efectivo.