«Soy muy tacaño, soy del puño cerrado»

José Torres Hurtado en su declaración, el 12 de mayo./
José Torres Hurtado en su declaración, el 12 de mayo.

Tras diez meses de pesquisas reservadas, el levantamiento del secreto de las investigaciones acordado por la magistrada María Ángeles Jiménez, ha dejado al desnudo el funcionamiento en el Ayuntamiento de Granada de una presunta «trama corrupta»

M. V. COBO

El levantamiento del secreto de las investigaciones acordado por la magistrada María Ángeles Jiménez, titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, ha dejado al desnudo el enquistamiento en el Ayuntamiento capitalino de una presunta «trama corrupta» que «estaría actuando como una verdadera organización criminal, al cumplir con todos los requisitos establecidos por la legislación actual, en relación a la existencia de una pluralidad de personas -siempre los mismos políticos, funcionarios municipales y empresarios-, con una estabilidad en el tiempo, una jerarquía establecida y un reparto de funciones entre los integrantes de la» supuesta red delictiva, según el atestado policial que dio inicio a la 'Operación Nazarí' y al que ahora ha tenido acceso IDEAL.

José Torres Hurtado fue alcalde de Granada hasta el pasado 18 de abril; apenas le faltaron dos meses para cumplir 13 años en el cargo. En todo este tiempo, según declaró en sede judicial el 12 de mayo, tan sólo estuvo «tres o cuatro veces» en Hermanitas de los Pobres -sede de Urbanismo-; a los funcionarios los conocía «poquísimo», de alguno de los testigos de la 'Operación Nazarí' no le suena ni la cara; con los empresarios investigados no se ha tomado «ni una cerveza»; con el cerebro del Urbanismo, Manuel Lorente, no tenía más trato que el de coincidir con él en las visitas de barrio; y poco o nada sabía de los asuntos que se despachaban en el área. «Yo de Urbanismo no conozco prácticamente nada (...). (Los concejales) son los absolutos responsables. Yo delego y me quedo como alcalde, pero todas las funciones están delegadas en ella (Isabel Nieto)».

Hoy IDEAL le ofrece toda esta información en profundidad en seis amplias páginas de la edición impresa del periódico y en Kiosko y más.