Detenidos dos porteros de la Mae West y hospitalizado un joven por una paliza

Un dispositivo sanitario trasladó al muchacho con heridas graves al hospital del PTS, donde quedó ingresado en el área de Observación

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La Policía Local de Granada detuvo a dos porteros de la discoteca Mae West la pasada madrugada del día 24 después de presuntamente propinar una paliza a dos jóvenes, ambos hermanos. Una de las dos víctimas sufrió heridas muy graves, según ha informado la Policía Local, y quedó ingresada en el hospital. Fueron varios particulares, allí presentes cuando sucedieron los hechos, quienes comunicaron con la Policía Local para avisar de lo sucedido. Cuando los agentes llegaron, se encontraron a un joven con heridas leves y al otro en estado grave después de la brutal paliza recibida.

Riña multitudinaria cerca de la discoteca del Serrallo

La madrugada del 23 de octubre se registró una riña multitudinaria en el Centro Comercial Serrallo donde hubo tres heridos leves, de 23, 25 y 22 años. Los hechos se registraron sobre las 4.50 horas y hubo más de una docena de personas implicadas en la pelea. La Policía Local se personó en el lugar de los hechos para poner orden en la gresca. No hubo denuncias ante los agentes, no hubo heridos graves y por tanto al final no hubo necesidad de detener a ninguno de los participantes en la trifulca.

Un dispositivo sanitario trasladó al recinto hospitalario del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) al joven que resultó con las heridas más graves. Los dos detenidos fueron llevados posteriormente a dependencias de la Policía Nacional, donde permanecieron en los calabozos hasta su posterior puesta a disposición judicial. Los dos heridos han presentado la correspondiente denuncia contra los porteros detenidos, acompañando el parte de lesiones.

No es la primera vez. El pasado mes de agosto, otros tres jóvenes presentaron sendas denuncias tras supuestamente recibir otra agresión por parte de los porteros de esta sala de fiestas. Uno de los tres jóvenes fue quien se llevó la peor parte de la agresión y quien quedó ingresado en la unidad de Observación del área de Urgencias de un hospital público granadino. El parte de lesiones señalaba «policontusión y heridas por agresión, con dolor costal, también en muñeca y mandíbula».

La agresión de los dos jóvenes en las puertas de la discoteca Mae West no fue la única llamada por agresión recibida esa misma noche del día 24. En la calle Jerez de la capital granadina, muy próxima a esta sala de fiestas, un joven avisó de que un amigo había sido golpeado de forma contundente contra una farola. Así entró el aviso al servicio de emergencias del 112, aunque una vez desplazados al lugar de los hechos efectivos de la Policía Local, Nacional y un dispositivo sanitario no encontraron a nadie.

La madrugada del sábado 23 de octubre sí hubo otra trifulca en las puertas de la discoteca Campus en la plaza de la Gracia, aunque se saldó sin detenidos.

Aunque no resulta demasiado habitual, el juzgado de Instrucción 6 de Granada condenó en 2014 a dos porteros de una discoteca de la capital al pago de una multa de 240 euros por una falta de lesiones contra un cliente, unos hechos que con la actual Ley de Seguridad Privada constituirían una infracción muy grave con multa de entre 20.001 y 100.000 euros. Los hechos ocurrieron antes de la aprobación de la nueva ley.