Un parche a la espera del AVE

Uno de los trenes procedentes de Almería. /
Uno de los trenes procedentes de Almería.

Los trenes 'antiguos' podrían volver a circular por Loja en tres meses si se repone la vía

ANTONIO SÁNCHEZ

El tráfico ferroviario en la capital podrá volver en menos de tres meses al punto previo a la desconexión de abril de 2015 si Adif y Renfe quieren. Diferentes expertos consultados por IDEAL sostienen que, si finalmente se optara por rescindir el contrato del tramo de Loja, es factible regresar al punto de partida y reponer las vías antes de Navidad para que los trenes convencionales circulen de nuevo por la capital mientras Adif y Fomento deciden cómo terminar la obra del AVE en Loja.

«El AVE está incluido en el acuerdo con Ciudadanos»

El PP afirma que el pacto de investidura alcanzado con Ciudadanos no excluye el compromiso con la llegada de la Alta Velocidad a Granada sino que «lo contempla de forma expresa». La diputada nacional Concha de Santa Ana ha señalado que en el punto número 21 de ese acuerdo se dice que ambas formaciones «impulsarán decididamente el Corredor Mediterráneo y el Corredor Atlántico, dentro de una política que prioriza el desarrollo del transporte de carácter estratégico nacional». Defiende la diputada que «la línea Bobadilla-Granada está incluida en el Corredor Mediterráneo» y subraya que la Alta Velocidad para Granada está presupuestada al 100% y ésa, según añade, «es la principal garantía de que será ejecutada».

Para Concha de Santa Ana, el problema sería «que no se hubiera puesto el dinero encima de la mesa, que la obra no estuviera presupuestada, licitada y adjudicada. Pero todo eso lo ha hecho el PP».

Sin embargo, la secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, censura la ausencia de compromiso con Granada en el pacto de investidura que el PP ha firmado con Ciudadanos y ha pedido a Mariano Rajoy que manifieste el «compromiso político expreso» con las necesidades de esta provincia, especialmente con sus infraestructuras ferroviarias. «Esta provincia no puede permanecer aislada por ferrocarril y sin una hoja de ruta clara sobre la llegada de alta velocidad ni un día más» por lo que, según la socialista, Rajoy debe situar en el primer plano de su agenda política.

Esta propuesta, que tomó forma en la Mesa del Ferrocarril del lunes, implica deshacer parte de la obra del AVE ya realizada en Loja. En paralelo, requiere que se termine el acceso a la capital -los 2,5 kilómetros que van desde Bobadilla hasta la estación- y que al menos esté operativa una línea convencional en la estación de Andaluces, a la espera de que confluya de forma definitiva la obra del AVE.

La Mesa del Ferrocarril apuesta por este 'paso atrás', como solución transitoria para acabar con el aislamiento ferroviario mientras se resuelve el problema de Loja, donde la obra está parada desde enero, y ante la posibilidad de que hubiera que acudir a una nueva adjudicación del tramo.

Amanda Rodríguez, ingeniera de Caminos y concejala de Ganar Albolote, explica que primero hay que contar aproximadamente tres meses para rescindir el contrato entre Adif y la unión temporal de empresas (UTE) que conforman Dragados y Tecsa. Luego se tiene que volver adjudicar la obra, un proceso que dura unos nueve meses. Y finalmente se tardarían otros nueve meses en realizar los trabajos. La suma, en el escenario más optimista, supone 21 meses, lo que implicaría que el AVE no podría llegar a Granada hasta la primavera de 2018. Ante esta perspectiva, la Mesa del Ferrocarril plantea que se retome las conexiones con el occidente andaluz, aunque ello implique deshacer parte de los trabajos ejecutados en Loja. Y para ello ofrece a Fomento y Adif un plazo de tres meses, el tiempo en el que, según los técnicos que integran esta organización, se podría garantizar con seguridad que los trenes circulen hacia Madrid, Sevilla o Algeciras. Es un plazo similar al que manejan desde el comité de empresa de Adif en Granada.

En estos tres meses, además, se tendrían que acabar las obras del AVE en la capital, algo que en principio no supondría un excesivo problema ya que el terreno por el que entrará la Alta Velocidad en la ciudad ya se encuentra acondicionado y sólo falta colocar traviesas y vías, que ya están colocadas en la mayoría del recorrido de este tramo. Amanda Rodríguez explica que sólo habría que acometer «obras menores» para finalizar los trabajos y que no sería complicado ejecutarlos en tres meses.

Moreda, más fácil

Acondicionar Loja permitiría retomar la conexión con Sevilla. La otra alternativa que se estudia para obtener una conexión directa de tren con Madrid -subiendo por Jaén-, es la de usar la vía de Moreda, la que lleva hasta Jaén y Almería. Este acceso a Granada se encuentra intacto -cada día llegan trenes desde Almería por esta vía- y si Fomento y Renfe quisieran utilizar esta conexión ferroviaria para llegar a Madrid, Barcelona o Valencia podrían hacerlo. La Mesa del Ferrocarril acordó el lunes la exigencia de activar «de forma inmediata» la conexión con Madrid y el Levante por Moreda y así se lo transmitirán a Fomento y Renfe. La operadora de los trenes, preguntada por esta cuestión, no respondió si aceptarán o no la petición de este órgano y aseguró a IDEAL que contestará por los cauces oficiales cuando se produzca esta solicitud.

PÉRDIDA DE VIAJEROS

70%
UGT Granada calcula que la cifra de viajeros se ha reducido entre un 60 y 70% desde abril del año pasado, cuando se produjo la desconexión ferroviaria de la capital para ejecutar el tramo del AVE de Loja y de Bodadilla-La Chana. El sindicato cree que los últimos acontecimientos empeorarán la situación.

Fomento y Renfe coincidieron con la Mesa del Ferrocarril en que se puede utilizar este trayecto, pero creen que se prestaría un peor servicio que el que se ofrece en la actualidad. El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar se manifestó así en su última visita a Granada. Ahora mismo, si se quiere viajar con Renfe para llegar a la capital de España, Barcelona o Valencia se recoge a los pasajeros en la estación de Andaluces, se les lleva en autobús hasta Antequera y ahí se toma el AVE hasta el destino elegido. Gómez-Pomar defendió que con el sistema actual se viaja en cuatro horas desde Granada hasta Madrid, mientras que por la vía de Moreda se tardarían seis, a pesar de que no habría que realizar ningún transbordo durante el recorrido. Para llegar a Valencia o Barcelona sucede algo similar.

El responsable del sector ferroviario de UGT Granada, Salvador Molina, cree que este planteamiento de Fomento esconde un 'recorte' que se perpetuará incluso cuando la Alta Velocidad entre en funcionamiento. Molina considera que la falta de concreción sobre cómo va a quedar el escenario ferroviario de Granada mantiene en el aire el futuro del 35% de la actual plantilla de Adif.

En paralelo, el sindicato estima que en los 16 meses que la capital acumula con sólo una conexión ferroviaria se han perdido entre un 60% y 70% de los viajeros. A ello la Mesa del Ferrocarril añadió ayer que la Universidad de Granada está experimentando una pérdida de congresos por la inexistencia de una línea de tren directa y ágil con las principales provincias del país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos