Un mundo de videojuegos más allá de cazar Pokémons

Integrantes de la asociación GranadaJam, junto a una mítica máquina recreativa. /
Integrantes de la asociación GranadaJam, junto a una mítica máquina recreativa.

GranadaJam fomenta la cultura y la profesionalización en la creación de videojuegos

CRISTINA GONZÁLEZgranada

Su próximo evento ya tiene fecha en el calendario. Será el viernes 19 de agosto, a partir de las 20.30 horas. La propuesta promete. Una 'play night' (noche de juegos), para no sudar la gota gorda, en la que los organizadores anuncian un videojuego multijugador cooperativo. Esto es, todos los participantes deben llegar a la cita provistos de teléfonos móviles con la batería a tope «para resolver un crimen o detener una invasión alienígena por las calles de Granada, lo que menos nos cueste programar...». «¡Para que veáis que no sólo Pokémon GO te saca a pasear por las noches!», apuntan en una convocatoria con mucho arte y muchos artistas detrás.

Con medio planeta enganchado a la caza y captura de estas coloridas criaturas en una 'fiebre' sin fronteras, incluso poniendo en riesgo su propia seguridad en las situaciones más inverosímiles, la asociación GranadaJam quiere seguir 'alimentando' a los aficionados al mundo virtual y poner a la ciudad en el mapa en la pujante industria de los videojuegos. «Es un mercado potente porque gracias a los móviles hoy en día juega cualquiera; hasta mi madre», bromea Alfonso Jurado, presidente del colectivo.

Poder de convocatoria

Alfonso es la cabeza visible de un grupo de creadores locales, más o menos veteranos, que se han puesto al 'mando' de una asociación que quiere fomentar la cultura y la profesionalización en un sector que suma adeptos cada día. Los datos lo constatan. El colectivo echó a andar en diciembre y en su grupo de 'quedadas' ('meet up') ya cuenta con más de 160 inscritos. «A veces nos hemos juntado hasta 40 personas en la sede», explica sobre un poder de convocatoria que hasta a ellos les sigue sorprendiendo.

La asociación

-Asociación GranadaJam. Fomenta la cultura y profesionalización en la creación de videojuegos.

-Miembros. Actualmente en su lista de 'quedadas' ('meet up') tienen más de 160 inscritos .

-Contacto. @GranadaJam / www.granadajam.com/ meetup.com/granadajam / info@granadajam.com /

Pese a que GranadaJam ni siquiera ha soplado su primera vela, en sus ocho meses de andadura ya ha celebrado dos 'Jam Weekend' (fines de semana en los que los participantes tienen que desafiar al reloj para crear un videojuego completo) o 'masterclass' sobre distintos áreas que culminan con la participación de estudios locales y con talleres para poner en práctica, sobre la pantalla, todo lo aprendido. «Juntamos a personas de diferentes campos: artistas, músicos, programadores, gente que tiene una idea...», apunta. Todos tienen su lugar en la asociación. Todos aportan su grano de arena para que los videojuegos cobren vida.

«Aquí al principio viene gente que no ha hecho nunca un juego y cree que puede hacer un 'Call of duty' o un 'Mario Bross' en una semana y solos», confiesa. Pronto ponen los pies en el suelo. «Es irreal. No puedes saber de música, dibujar superbien... ¡Serías como el Miguel Ángel de la programación! Lo que sí se puede hacer es unir a un grupo de varias personas que cubran todos los aspectos del videojuego», explica. Así, «si tienes las ideas claras y el juego no es descomunal», en dos o tres meses la 'criatura' puede estar en el mercado.

Estudios 'indies'

Actualmente, a su juicio, Granada «está empezando» en esta industria. Desde la asociación, que se creó a imagen y semejanza y con la ayuda de un colectivo idéntico de Málaga, echan en falta mayor apoyo institucional, especialmente en la cesión de locales en los que poder celebrar los eventos. De momento, se reúnen en Estudio Nemo, empresa local del gremio. Pero ya se está quedando pequeño. Tampoco son el único estudio granadino dedicado a la creación de videojuegos. «En la ciudad ya hay 5 o 6», apunta. Son 'indies', como se bautizan a sí mismo. Por aquello de que son independientes y pueden autogestionar sus creaciones con sólo subirlas a las plataformas de Google Play o Apple Store. «Manejas la evolución, la publicidad, el desarrollo... Lo controlas todo y tienes una libertad que no te da un editor», añade.

Los juegos que los socios han creado en esas 'Jam' o fines de semana frenéticos se ponen a disposición de quien quiera probar suerte. Hay de todo. En uno de los dos encuentros se eligieron tres palabras al azar, de entre las propuestas de los participantes. La cosa tenía que ir de croquetas, monstruos y amorfos. Todo un reto. «Para desarrollar un juego como Pokémon GO tienes que tener a una empresa como Nintendo detrás, que te dé los mapas, el personal...», asume el presidente de GranadaJam.

La revolución en el mundo de los videojuegos está servida. Y su democratización, también. «Gracias a esta apertura hay mucha gente aprendiendo a crear por su cuenta, con motores de desarrollo gratuitos», abunda. No se consideran frikis, para nada. «Hoy en día friki es el que no juega o no sabe lo que es un superhéroe. Se le ha dado la vuelta a las tornas porque la generación de 30 o 40 años se ha criado con eso». La misma generación que lleva entusiasmada a sus hijos a las charlas sobre videojuegos de los 80. Con morriña de 'comecocos'.