Así es por dentro 'Granada Salud': la nueva guía de los hospitales granadinos

Así es por dentro 'Granada Salud': la nueva guía de los hospitales granadinos

El traslado de Trauma y el Clínico al Hospital del Campus de la Salud implica la reorganización de servicios para los granadinos, que tendrán que aprender dónde ir y para qué

CAROLINA RODRÍGUEZgranada

Nadie dijo que los cambios fueran fáciles y adaptarse al nuevo escenario de los hospitales granadinos implicará una fase de transición para olvidar lo viejo y amoldarse a lo nuevo. El presente es que, después de 14 años, la ciudad cuenta con el segundo hospital más grande del país -tras el hospital de La Paz-, 160.000 metros cuadrados que hacen del hospital del Campus de la Salud toda una referencia sanitaria que, aún así, no estará sola en la ciudad.

más información

El mapa de la llamada 'Granada Salud' cambia y sus 8.000 trabajadores a partir ahora estarán distribuidos en el hospital Virgen de las Nieves; el hospital del Campus de la Salud y el futuro hospital Materno-Infantil, que será el resultado de la reconversión del antiguo hospital de Traumatología.

Lo cierto es que después de todo este recorrido, la fusión sanitaria, alabada por unos y criticada por otros, deja datos objetivos que son el reflejo de lo que hoy es Granada en este terreno. Se gana en camas, (1.383), hasta 41 más de las que se tenían; y se gana en calidad, al desaparecer las habitaciones triples para dejar paso sólo a individuales y habitaciones dobles. La plantilla actual también crece y se refuerza con 70 profesionales, pero lo más destacado es que se apuesta por la especialización y la eficacia ya que se unifican áreas de trabajo.

En la práctica, el símbolo del futuro en el campo de la Salud tiene un nombre propio: el hospital del PTS. Creado como un edificio inteligente, es el ejemplo de la aplicación de la tecnología y la eficiencia en las infraestructuras sanitarias, pero también del equilibrio: «La apertura de este hospital supone para los granadinos que toda la estructura asistencial de esta ciudad tenga un equilibrio entre la zona norte y la zona sur», apunta el director del complejo hospitalario de Granada, Manuel Bayona.

El gigante hospitalario se lleva al Parque Tecnológico de la Salud a los trabajadores y servicios del antiguo hospital de Trauma y parte de las especialidades del Clínico. Será centro motor para las áreas de soporte clínico y diagnóstico como Alergología, Anatomía Patológica, Hematología, Medicina Interna, Salud Mental, Neumología, Radioterapia o Urología, entre otras, pero además añade a su cartera de referencia en Cirugía Ortopédica y Traumatológica; Rehabilitación y Medicina Física; Neurología, Neurocirugía, Neurofisiología, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Plástica, Dermatología, Oftalmología, Otorrino, Reumatología, Endocrinología y Cirugía Vascular.

Calidad para todos

La creación del centro ha ido en pro de la calidad del paciente por eso se han dividido las áreas de hospitalización y las de consultas. «Para buscar la tranquilidad, especialmente, de las personas que están hospitalizadas y trabajar con mayor orden», explica el subdirector de Enfermería, Antonio Zurita.

Las innovaciones buscan la mejora para el paciente pero también para los trabajadores. En ese sentido, Zurita explica que se trabaja hacia un hospital sin papeles donde todo se encuentra digitalizado, por ejemplo, se puede conocer la historia clínica de cada usuario a golpe de clic o se podrá conocer el estado de cualquier enfermo quirúrgico con una app que hará el seguimiento del paciente a través de bluetooh.

No sólo eso, el hospital tiene una propia CPU, una sala informática desde donde se controlan aspectos como la temperatura de las habitaciones -que se podrán regular de manera particular-, la iluminación y todos los sistemas eléctricos. «Es como el cerebro del hospital, la clave que nos mantiene informados a cada instante». Habla el jefe de servicio de Ingeniería, Ramón Cabello de la Torre, quien explica que el nuevo hospital requiere que casi un centenar de técnicos (entre fontaneros, electricistas, jardineros...) estén a pleno rendimiento para que no falle nada.

A pesar de las mejoras tecnológicas, a la hora de levantar el hospital no se ha olvidado apostar por el medio ambiente y cuenta con una planta de placas solares (240) con las que se permite calentar el agua para casi todo el año. «Se intenta aprovechar la energía al máximo y se apuesta por el gas natural y el vapor, por ejemplo, en el caso de las cocinas y la electricidad pasa a ser la segunda fuente de energía», declara el jefe del servicio de ingeniería.

Las mejoras visibles pasan por que el nuevo complejo incluye 132 consultas externas, 614 camas hospitalarias en habitaciones individuales y dobles y un total de 33 quirófanos completamente equipados y conectados con el sistema central.

Virgen de las Nieves

La apertura del nuevo hospital implica más cosas. Con su puesta en marcha arranca una época de cambios para el resto de hospitales granadinos. Es el caso del Virgen de las Nieves que aunque traspasa al Campus parte de sus especialidades se queda como centro neurálgico de Digestivo, Respiratorio, Oncología, Hematología y Trasplantes.

Trauma y San Cecilio

El futuro Materno Infantil arrancará su proceso de cambio el mismo 2 de julio cuando se produzca el traslado de sus pacientes al Campus y abrirá sus puertas el próximo mes de octubre. El hospital incluirá todos los servicios y especialidades para atender a niños y mujeres embarazadas.

El plan de reforma y mejora, que se prolongará hasta el mes de octubre, contempla la construcción de un área de paritorios que será adaptada a los nuevos criterios funcionales y que incluirá 14 salas de dilatación/parto y una con bañera. También se habilitarán la Unidad de Neonatos y la Unidad de Cuidados Críticos Neonatal y Pediátrica.

Como novedad, el hospital contará con una unidad de Salud Mental Infantil con seis camas evitando los desplazamientos que los niños tenían que hacer a Jaén para ser atendidos.

Por último, el actual Maternal será el centro Oncológico de la ciudad.

¿Qué ocurrirá con el hospital clínico San Cecilio? Será el centro que se quedará más desmantelado.

A los trabajadores que se marcharán al hospital del Campus se les sumarán en octubre los sanitarios que trabajan en las áreas que se quedarán en el hospital a la espera del traslado al Materno Infantil y al Virgen de las Nieves. Irán para el Materno-Infantil: Pedriatría, Ostetricia y Ginecología; y para el Virgen de las Nieves Medicina Interna, Digestivo y Oncología. Hasta esa fecha, el hospital estará operativo en estos servicios.

Para este centro se trabaja en un plan de rehabilitación en el que Salud y la Universidad se dan la mano. «San Cecilio tendrá un uso socio-sanitario y será referente para investigaciones y trabajos en pro de la Sanidad, además de incluir algunos servicios como la Comunidad Terapéutica», concluye el gerente, Manuel Bayona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos