Granada anuncia un plan de ajuste económico con medidas "muy duras"

Granada anuncia un plan de ajuste económico con medidas "muy duras"

Así lo ha anunciado el concejal de Economía y Hacienda, Baldomero Oliver, durante la aprobación, en el pleno ordinario

EFE granada

El Ayuntamiento de Granada tendrá que afrontar un plan de ajuste económico con medidas "muy duras" para contar con un presupuesto en 2017, situación que el gobierno municipal, del PSOE, ha pedido abordar a los grupos de la oposición en los próximos meses.

Así lo ha anunciado hoy el concejal de Economía y Hacienda, Baldomero Oliver, durante la aprobación, en el pleno ordinario, de un plan económico financiero para los ejercicios 2016-2017 con la intención de corregir las necesidades de financiación y regla de gasto derivadas de la liquidación del presupuesto de 2015.

Oliver ha expuesto que éste no es el plan que el Ayuntamiento de Granada necesita, y ha vaticinado que habrá que hacer un plan de ajuste que tendrá que abordarse con el resto de grupos políticos que no forman parte del ejecutivo municipal, ya que de lo contrario, ha asegurado, no habrá presupuesto en 2017.

Esta propuesta, ha indicado el edil, tendrá que llevar aparejadas decisiones "muy complicadas" para poder mantener el mismo nivel de servicios y hacer frente al mismo tiempo a un remanente negativo de tesorería de 39 millones de euros.

Oliver se ha congratulado de la voluntad de participación de los grupos políticos en esta propuesta y ha manifestado que no hay que engañar a la ciudadanía: "las medidas serán muy duras, proporcionalmente al tiempo que se han tardado en tomar", ha dicho.

El concejal del PP y exresponsable del área económica municipal, Francisco Ledesma, ha destacado que el Ayuntamiento tuvo estabilidad los ejercicios 2012 y 2014, y que en 2013 no la hubo por una sentencia del TSJA que provocó un remanente negativo de 13 millones.

El edil ha recordado que si el consistorio no tiene presupuesto en 2016 es porque el resto de grupos "no quisieron apoyarlo", aunque ha ofrecido el apoyo de su formación al ejecutivo municipal socialista para que Granada tenga presupuesto en 2017.

El concejal de Ciudadanos Manuel Olivares ha abogado por actuar con "responsabilidad" para tomar las medidas oportunas que permitan regresar al equilibrio financiero, mientras que la portavoz de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, se ha mostrado partidaria de municipalizar servicios para optimizar los recursos humanos.

Por su parte, el edil de IU, Francisco Puentedura, ha dicho que esta situación corrobora que no se han cumplido los objetivos previstos y que se cierra el ejercicio con inestabilidad.

Durante el pleno ordinario, el segundo desde la llegada del PSOE al equipo de gobierno, se ha tomado también la determinación de retirar a la veintena de agentes de la Policía Local que velaban por la seguridad de cada sesión.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha informado de que la presencia de policías se ha reducido a mínimos para intensificar su actividad en las calles y barrios, porque la seguridad está "plenamente garantizada" con los efectivos existentes.