Condenan al Ayuntamiento a pagar casi dos mil euros a un policía local

Sufrió un accidente en los vestuarios de la comisaría debido al mal estado del suelo y ahora le deben indemnizar con 1.927 euros en sentencia firme

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

El Ayuntamiento de Granada deberá indemnizar con 1.927 euros a un policía local que tuvo un accidente en los vestuarios de la comisaría de la Huerta del Rasillo cuando se cambiaba de ropa tras finalizar su jornada laboral. El agente sufrió una lesión tras meter la misma en un agujero existente en el suelo que propinó la rotura de una tabla de aglomerado. Pasó 33 días de baja laboral.

Domingo Domingo, el letrado responsable de la defensa del policía local, interpuso la correspondiente denuncia por la vía contencioso administrativa el pasado 1 de junio de 2015 después de que el Ayuntamiento de Granada desestimara la reclamación económica solicitada por el perjudicado.

Los hechos sucedieron el 22 de agosto de 2014 sobre las 3.45 horas en el barracón de taquillas de la Jefatura de la Policía Local, en la Huerta del Rasillo. El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía, Sipan, venía denunciando, con anterioridad a este accidente, el mal estado de algunas zonas de estas instalaciones policiales.

La sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 1 de Granada recuerda que Sipan presentó una denuncia ante la Inspección provincial de Trabajo por los desperfectos existentes en el suelo de la zona de vestuarios donde se encuentran las taquillas de los agentes. El inspector giró una visita a estas instalaciones para supervisar el mal estado del suelo de estas dependencias y anotó en el libro de visitas del Ayuntamiento de Granada las medidas «correctoras a tomar en función de las deficiencias observadas». Por ello, el Consistorio «tenía conocimiento del estado en que se encontraban las dependencias policiales por las denuncias presentadas por el Sipan y no adoptó las medidas correctoras ni lo comunicó a la contratista para garantizar la seguridad de los trabajadores», según recoge la sentencia.

El auto subraya que la cuestión controvertida era determinar quién debía responder a la indemnización solicitada por el policía local, si el Ayuntamiento de Granada o como sostenía el representante legal de la Administración municipal, el contratista. Los aspectos de la responsabilidad patrimonial a la que tenía derecho el policía local no se ponen en duda en ningún momento debido a que se cumplen todos los condicionantes recogidos por la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas: es un hecho imputable a la Administración competente, el particular sufre una lesión en cualquiera de sus bienes y derechos, existe causalidad entre el hecho y la lesión, así como que no concurre fuerza mayor.

Por todo ello, el juez condena al Ayuntamiento de Granada a indemnizar al policía local con 1.927 euros, así como a abonar las costas del proceso judicial contra el que no cabe recurso de apelación.

Domingo Domingo, el abogado del agente, mantiene que los hechos juzgados en esta sentencia son un «síntoma» del mal estado de las instalaciones y de los problemas que acumula la plantilla de la Policía Local de Granada a la cual se «le adeudan servicios extraordinarios desde agosto de 2014».

La indemnización que recibirá el policía local es equivalente al dinero que dejó de percibir por culpa de la baja laboral que sufrió por espacio de treinta y tres días debido al accidente sufrido el 22 de agosto de 2014.