Piden la dimisión de García Montero por "irregularidades" en las oposiciones a la Policía

Juan García Montero, alcalde en funciones de Granada. /
Juan García Montero, alcalde en funciones de Granada.

El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía exige que el actual alcalde en funciones de Granada deje su cargo municipal porque, sostienen, los juzgados le han dado la razón tanto en la vía penal como en la contencioso administrativa en este caso

EFEgranada

El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIPAN), a través de su Comité Ejecutivo Local de Granada, ha pedido la dimisión del actual alcalde en funciones de la capital, Juan García Montero, por las irregularidades detectadas en las oposiciones para subinspector en 2007.

Según ha informado la organización en un comunicado, tras la denuncia de uno de los opositores por supuesto fraude y filtración de los exámenes, los juzgados le han dado la razón tanto en la vía penal como en la contencioso administrativa.

El juez determina que "ha sido el tribunal o miembros" quienes realizaron la filtración, sin precisar quién ha sido entre los integrantes del fuero, ha agregado el sindicato.

Del mismo modo, ha recordado que el TSJA también se ha pronunciado a favor del opositor hace unos días, sentenciando la "filtración y corrupción" en los exámenes, lo que ha generado "malestar" dado que el actual alcalde en funciones fue el presidente del tribunal.

A juicio del SIPAN, García Montero debería haber velado para que esas oposiciones hubieran sido transparentes, por lo que consideran que ha incumplido "claramente" con las obligaciones de su cargo, sin realizar "declaraciones o acciones" en relación a estos hechos.

Por ello, han exigido su dimisión "inmediata" para velar por la honorabilidad del cuerpo de policía y evitar que, en caso de repetición de las oposiciones por la anulación judicial de las anteriores, no se vuelva a repetir el mismo tribunal "que no veló por el buen desarrollo de ésta, incumpliendo claramente sus obligaciones".

Desde el sindicato policial han calificado de "insostenible" la situación al adeudarse los servicios extraordinarios a la Policía Local, prolongaciones de servicio y asistencias a juicios desde julio del año 2014.

Además, han criticado que no exista una ruta de pago de estos servicios, ni para la paga extraordinaria de 2012 (50%), por lo que la deuda "aumenta día tras día sin liquidar nada".