Una multa cada diez minutos

Una multa cada diez minutos

La cuarta parte de las sanciones impuestas en los últimos diez años no se han pagado. Una de cada cinco tuvo su origen en una fotografía de un radar móvil

JUANJO CEREROgranada

La última década se ha cobrado más de medio millón de disgustos en la provincia de Granada en forma de multas de tráfico, según datos facilitados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a través de su portal de transparencia. Durante el periodo 2005-2015, el saldo de sanciones en la provincia ascendió a 570.138, lo que supuso unos ingresos de 56 millones de euros (esa fue la parte que se pagó). Así las cosas, una pareja de agentes de tráfico multó a una persona en Granada una vez cada diez minutos durante la última década. 210 infortunados peatones también fueron sancionados en este lapso de tiempo. (Puedes consultar el gráfico a mayor calidad en datalab, el laboratorio de datos de ideal.es)

Coste en infraestructuras

¿Cuánto son 56 millones de euros en asfalto? Toda la obra para la construcción de la llamada segunda circunvalación y cuatro millones más para arreglillos, según el presupuesto publicado de 52 millones. También se acerca a la práctica totalidad del dinero que se va a dedicar este año a inversión en obras en la A-7 (66,7 millones de euros, según la información publicada por el Ministerio de Fomento en sus presupuestos para la provincia).

Si traemos la comparación a nivel local, la recaudación en multas de este periodo suma casi el mismo montante que recaudó en impuestos el Ayuntamiento de Granada, según sus presupuestos, durante todo el ejercicio de 2015 (un total de 57,9 millones de euros). Este dinero habría podido pagar 4,3 kilómetros de AVE según su coste final de 1.645 millones (hubieran sido 11 kilómetros con el presupuesto original), o 3,2 km. de la carretera del litoral.

Pagar o no pagar

El disgusto de algunos de los conductores sancionados debió de ser tal que, de todas las infracciones, una de cada cinco (el 22,94%) se quedó sin pagar; en vil metal, más de 40 millones de euros correspondientes a 130.809 multas que nunca llegaron a pasar por ventanilla ni a engordar las arcas del erario público.

Casi tres euros de cada diez (el 31,63% del total) se perdieron en el tortuoso camino entre el lugar de la multa y la oficina de tráfico o sucursal del banco. La recaudación total de 56,04 millones de euros a lo largo de la pasada década podría haber alcanzado los 126,51 millones si todas las sanciones se hubieran pagado y lo hubieran hecho íntegramente.

Uno de cada cinco euros recaudados por la Guardia Civil en el último decenio en la provincia de Granada pertenecía a conductores cazados por radares móviles infringiendo el límite de velocidad: 11 millones de euros obtenidos en 123.331 sanciones. La segunda fuente de ingresos por cuantía corresponde a positivos en controles por alcohol y otras drogas, que sumaron algo más de 8,5 millones de euros. El tercer lugar del ranking es para los conductores que viajaban sin cinturón de seguridad o sistemas de retención infantil, que 'contribuyeron' con más de cinco millones.

En la provincia de Granada, además, se pagaron acogiéndose al descuento del 50% por pronto pago un total de 207.522 multas en el último decenio, casi el 36% del total; el porcentaje de personas que se acogió a esta bonificación supera al de provincias como Almería o Jaén en un 1% y un 2% respectivamente.

Especialmente desolador debe de ser formar parte del grupo de 210 peatones que a lo largo de los últimos diez años han sido multados por agentes de tráfico. No importa que la cuantía media de la sanción impuesta a estos peatones sea de 30 euros: seguro que resultó igual de difícil de tolerar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos