Granada tendrá el billete de autobús más caro de Andalucía junto a Sevilla

Un vehículo de la LAC y un autobús de los 'rojos' se cruzan en la Gran Vía. /
Un vehículo de la LAC y un autobús de los 'rojos' se cruzan en la Gran Vía.

El resto de capitales andaluzas cobran entre 0,98 euros y 1,30 euros. La ciudad también supera a otras localidades de tamaño similar

M. V. COBO

La subida del billete de autobús que aprobará la capital granadina esta semana aupará a Granada al primer puesto de Andalucía en cuanto a precios del billete del transporte público. Junto a Sevilla, la ciudad de la Alhambra será la que tenga un precio más caro para el billete sencillo, aquel que compran los turistas o los viajeros ocasionales. 1,40 era el precio que ya cobraba la capital hispalense y que empezará a ingresar Granada por cada uno de estos billetes.

han crecido los gastos desde 2013 con una mayor producción de kilómetros.

5,59%

han caído los ingresos por venta de billetes desde el año 2013, con la reordenación de líneas.

9%

Sin embargo, los precios del resto de billetes que pueden adquirirse en Granada serán algo más altos que los que ofrece Sevilla. Así, el bono mensual cuesta en Sevilla 35,30 euros y en la capital granadina son 41 euros, precio que no se incrementará en esta subida de tarifas. También es ligeramente superior en Granada el precio de cada viaje en los bonos, con 0,69 euros sin transbordo y 0,76 con transbordos. En Granada, el viaje ordinario más barato quedará en 0,83 -con transbordos-.

Estas dos capitales liderarían una eventual clasificación por precios en Andalucía, seguidos de cerca por Málaga y Córdoba, que tienen el billete sencillo a 1,30 euros. En el caso de la ciudad malagueña, el precio de cada viaje dentro de un bono es igual al que tendrá Granada, que ascenderá a 83 céntimos de euro. Las calles de Córdoba se pueden recorrer a 72 céntimos cada trayecto si se paga con un bono.

En la zona media de la tabla se situarían Cádiz y Huelva, con un billete sencillo a 1,10 euros. Las ciudades más baratas para viajar en autobús dentro de Andalucía serían Almería, a 1,05 euros el trayecto, y Jaén, que se queda en 98 céntimos por viaje. Comparado con otras capitales españolas, sólo superan en precio a Granada Madrid y Barcelona. En el centro del país cuesta 1,50 euros un billete sencillo y 0,85 euros si se abona con un bono de al menos diez trayectos.

El caso de Barcelona no resiste comparación con ningún otro lugar, ya que el billete sencillo asciende a 2,15 euros. En el bono de diez viajes baja considerablemente hasta los 99 céntimos, aunque hay que precisar que este sistema de transporte público incluye una zona en la que se conectan la Ciudad Condal con el cinturón metropolitano. Esos 99 céntimos permiten viajar hasta las localidades que limitan con Barcelona.

Viajando por otras capitales españolas, que tienen una población similar a la de Granada -235.800 habitantes- la ciudad de la Alhambra sigue teniendo un billete sencillo ligeramente superior. Vitoria, en el País Vasco, se queda en 1,15 euros y 56 céntimos si el viaje se abona con una tarjeta; en Oviedo cobran 1,20 euros el billete sencillo, 90 céntimos con un bono; en A Coruña se abona 1,30 euros por el billete sencillo y 85 céntimos con el bono; y Zaragoza, con 1,35 euros el billete sencillo.

Hacia el metropolitano

La concejala de Movilidad de Granada, María Francés, apunta que el billete ordinario de uso ocasional, que pasará a costar 1,40 euros, trata de converger hacia el billete ordinario metropolitano, que tiene un precio de 1,50 euros. La edil de Movilidad señala que los ingresos por venta de billetes han caído desde 2013 un 9,14%. Paralelamente, en el mismo periodo -con la reordenación de las líneas.

Facua rechaza que se carguen los «errores» al usuario

Facua Granada rechaza las subidas de tarifas en los billetes del transporte urbano de Granada que el Ayuntamiento ha planteado. Con estas subidas Granada igualaría el precio del billete sencillo con Sevilla, siendo además 10 céntimos más caro que en Málaga. Estos incrementos se han achacado a la evolución propia del coste debido a las variaciones del combustible, lo cual según Facua Granada carece de sentido considerando que los precios del petróleo llevan ya bastante tiempo en zona de mínimos. Como referencia, en este ejercicio los billetes de los autobuses metropolitanos gestionados han bajado el 0,7% por el ajuste con el IPC, mientras que la mayoría de ciudades ha congelado el importe. Por eso desde Facua Granada se considera que la cuestión no tiene tanto que ver con ese ajuste sino con incrementar a costa del ciudadano la recaudación para cubrir el agujero de la implantación del nuevo sistema de transporte.

Los costes del servicio se han incrementado para el mismo período un 5,59% «como consecuencia de una mayor producción de kilómetros para un mejor servicio desde los 6,8 millones de kilómetros, en 2013, hasta aproximadamente 7,2 millones de kilómetros en 2015, que suponen un incremento del 6,13%».

Esto supone que el Ayuntamiento de Granada tiene que aportar alrededor del 45% del coste del servicio en forma de subvención, ya que sólo se ingresan alrededor del 55% en venta de billetes. Destaca la edil Francés que el área de Granada del Consorcio Metropolitano tiene tasas de cobertura en torno al 90%, por lo que sólo debe subvencionar un 10% del servicio.

Paralizar la subida

El portavoz del grupo municipal socialista, Paco Cuenca, exigió ayer al alcalde, José Torres Hurtado, la convocatoria de una reunión urgente con todos los grupos de la oposición «para paralizar la subida del 17% que tiene previsto aprobar el PP en los próximos días». Cuenca recordó a Torres Hurtado que Granada «ya no es su cortijo, por lo que no vamos a permitir que siga dando bofetones a traición a la ciudadanía, que no tiene porque pagar de su bolsillo su desastrosa gestión al frente de transporte público».