Granada termina 2015 con 31.600 parados menos y una tasa muy similar a la de 2010

Granada termina 2015 con 31.600 parados menos y una tasa muy similar a la de 2010

En tan solo dos años, el nivel de desempleo se ha reducido en casi diez puntos. El número de ocupados subió 20.500 en el último ejercicio

MIGUEL ALLENDE

El principal problema que padece la economía granadina, su elevado nivel de desempleo, cedió con claridad el pasado año. Cuatro trimestres consecutivos con caída de este indicador consiguieron rebajar en 31.600 las personas que estaban mano sobre mano al término de diciembre de 2015, en relación a idéntico periodo de 2014. Granada cerró así el ejercicio con 126.700 desempleados, un número que supone un descenso del 19,9% y que coloca la tasa de paro en el 28,82%, a tenor de los datos contenidos en la Encuesta de Población Activa (EPA) que este jueves hizo públicos el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La mejoría económica se refleja en este campo en que, en tan solo un año, el indicador que registra el desempleo en Granada pasó de un 35,1% en el cuarto trimestre de 2014 al 28,8% antes mencionado. Un descenso sin duda considerable si se tiene en cuenta que la caída porcentual es de 6,3 puntos frente a los 4,4 que registró Andalucía y a los 2,8 del conjunto de España. Si echamos la vista algo más atrás, al cuarto trimestre de 2013, en el que la tasa de paro alcanzó el mayor nivel en la provincia con un 38,25%, podemos concluir que dos años después esta se ha reducido en casi diez puntos.

Menor distancia

Granada acorta de esta manera a ocho puntos la distancia que le separa de la media nacional en materia de desempleo y queda por debajo de la de Andalucía en un punto. Y lo que es aún más destacable: retrotrae al cuarto trimestre de 2010 la tasa de paro, momento en el cual la crisis económica incidió de manera directa en la escalada del mismo hasta cifras escandalosas y que no se detuvo hasta la recta final de 2014, con pequeños dientes de sierra en la evolución pero siempre por encima del nivel del 35%.

Granada se ha colocado en el ámbito andaluz como la tercera provincia con mejor tasa de paro pues tan solo Almería y Málaga presentaron registros inferiores al término del año de referencia.

Este apartado de la estadística del INE ofrece también los datos de paro del último trimestre, que en consonancia con lo anterior presentan de igual modo una evolución que se ha de considerar positiva al computar 3.700 desempleados menos.

Actividad

Por lo que se refiere a la actividad en el mercado laboral granadino, la otra cara de la misma moneda de la estadística del INE, la recuperación a lo largo de 2015 ha corrido en paralelo al descenso del desempleo. El número de personas ocupadas al finalizar el ejercicio alcanzó las 313.000, lo que equivale a un aumento de 4.700 con respecto al tercer trimestre del año y de 20.500 en términos interanuales, es decir, en relación al cierre del ejercicio de 2014. La tasa de actividad alcanzó el 58,22% y la de empleo el 41,44%.

En este apartado, la evolución que presentan los diferentes sectores que conforman la economía granadina dan algunas pautas de lo ocurrido en el pasado año. De este modo, hay que señalar que todos ellos muestran incrementos en el número de ocupados si se les compara con el cierre de 2014. El sector servicios, que engloba una actividad que vivió la explosión turística, es el que mejores valores absolutos exhibe puesto que ha incrementado sus efectivos a lo largo del año que acabamos de dejar atrás en 11.400 personas, al pasar de las 227.300 con que contaba al término de 2014 a las 238.700 al finalizar 2015.

Agricultura, industria y construcción siguen el mismo patrón que servicios pero con valores más moderados. El primero de ellos, acumuló 3.600 trabajadores más; el sector secundario lo hizo en una cuantía muy parecida al registrar 3.700 efectivos por encima;y finalmente, la construcción, que comenzó a remontar la crisis padecida con el estallido de la burbuja inmobiliaria, incorporó 1.800 personas más en activo respecto al término del año precedente.

La bajada del paro registrada por el INE es significativamente mayor que la creación de empleo que es el que generaron todos y cada uno de los sectores económicos antes mencionados por la sencilla razón de que no sólo toma en consideración esta variable que supone una tasa también citada del 41,44%, sino por el descenso de la población activa, que significa el 58,56% restante. Esto quiere decir que un buen número de personas, especialmente jóvenes, abandonaron la búsqueda de un empleo ante la imposibilidad de conseguirlo y optaron o bien por probar en otras zonas del territorio nacional o del extranjero, así como por montar su propio negocio. Generalmente, como autónomos.

Valoraciones

Una vez que el INE dio a conocer este jueves la EPA, los distintos agentes económicos valoraron sus resultados con interpretaciones dispares. Desde UGT, su secretaria general en Granada, Manuela Martínez, mostró su preocupación por el elevado número de parados aún existente en Granada y porque sus condiciones laborales y salariales se precarizan, «por el aumento de la desigualdad y pobreza, consecuencia directa de la nefasta reforma laboral». También porque el empleo que se ha generado es claramente insuficiente, «ya que a este ritmo, se necesitarían más de 10 años para alcanzar las cifras anteriores a la crisis». En cuanto al aumento de la ocupación, afirmó que hay que tener en cuenta que muchos trabajadores «se dan de alta como autónomos cuando ya no ven otra oportunidad».

Su homólogo en CC OO, Ricardo Flores, opinó que los buenos datos de la EPA «no deberían empañar la realidad de la provincia granadina respecto a la precariedad laboral, donde siguen siendo predominantes los contratos temporales y la pérdida de derechos laborales, una constante que empobrece la calidad de los puestos de trabajo». Añadió que la lucha contra el desempleo debe continuar siendo «una prioridad de los partidos políticos», pese a la mejoría en el número de personas desempleadas, ya que la tasa de actividad del último trimestre bajó en relación al primer trimestre un 0,75%.

El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, no ocultó su satisfacción por las cifras positivas arrojadas por la EPA pero acto seguido matizó que a pesar de ello es necesaria «una estabilidad política que permita que esta tendencia positiva de generación de empleo se mantenga» y que lo haga en los próximos meses, «ya que todavía queda un largo camino para la recuperación en la provincia de Granada, que sigue teniendo una diferencia de nueve puntos respecto a la tasa de paro nacional».