Destacan la construcción eficiente ante los terremotos y la falta de preparación social

Destacan la construcción eficiente ante los terremotos y la falta de preparación social

El director de la Red Sísmica Nacional ha inaugurado este lunes en la Subdelegación del Gobierno en Granada el curso 'Análisis de riesgo sísmico'

EUROPA PRESS

El director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, sostiene que en España existen en general buenas edificaciones que cumplen con la normativa en materia de terremotos, por lo que se cree que resistirían "bastante bien" un seísmo de grandes magnitudes, aunque aboga por una mayor concienciación entre la sociedad.

Carreño sostiene en este sentido que la formación en esta materia "es fundamental", ya que "unas normas y unos conocimientos mínimos salvan vidas".

Así lo ha relatado el director de la Red Sísmica Nacional durante la inauguración este lunes en la Subdelegación del Gobierno en Granada del curso 'Análisis de riesgo sísmico', donde expertos de "primer nivel" en sismicidad compartirán conocimientos y experiencias para mejorar la respuesta ante un terremoto.

En Granada existen importantes antecedentes de terremotos de gran calado, el más destructivo fue el ocurrido en Arenas del Rey en 1884, que afectó a otras partes de Andalucía. El sureste peninsular es una zona sensible a este fenómeno que registra pequeños terremotos con asiduidad, motivo por el que se cree necesario realizar esta clase de cursos sobre riesgos sísmicos, según ha detallado en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez.

El director de la Red Sísmica Nacional ha indicado que los terremotos son fenómenos "imprevisibles" y "hay que estar preparados". A preguntas de los periodistas sobre el actual cumplimiento de la legislación en materia de construcción, Carreño ha destacado que nuestro país fue de los primeros en establecer normas en la construcción para reducir los riesgos de los seísmos.

Así, ya en 1884 había órdenes de que, para recibir ayudas, había que construir de acuerdo a unas determinadas características.

Carreño mantiene que, en general, existen en España edificaciones "muy buenas" y cabe pensar que resistirían bien un terremoto, recordando en este sentido que en el terremoto de Lorca hubo el colapso de un edificio moderno cuyo problema fue que "no cumplía ninguna norma elemental de construcción", al margen de las directrices que deben seguirse para reducir los daños ante un terremoto.

Ha subrayado que los fallecimientos registrados estuvieron vinculados con un comportamiento inapropiado en este casos, puesto que los ciudadanos salieron de los edificios y se les cayeron encima elementos estructurales desprendidos a causa del temblor.

El director de la Red Sísmica Nacional considera que la sociedad en general "no está preparada" para saber cómo actuar ante esta clase de fenómenos y ha abogado por que haya más concienciación, especialmente en los colegios, puesto que una preparación mínima "salva vidas".