La despensa española de la marihuana

Granada no sólo se ha convertido en la principal productora de cannabis sativa del Estado, sino que también se encuentra en los primeros puestos de la Unión Europea, donde España es el quinto país con más plantas alijadas de esta droga

El 22% de todas las plantas de cannabis sativa alijadas en España se decomisaron en Granada.  /
El 22% de todas las plantas de cannabis sativa alijadas en España se decomisaron en Granada.
CARLOS MORÁN

Hace pocos días, Francisco Saavedra, un lector de IDEAL mandó la siguiente carta al periódico. «Soy un vecino de Granada residente en el pueblo de Atarfe. No sé si ya estáis al corriente de qué pasa en este pueblo. Muchos vecinos estamos desesperados por la cantidad de marihuana que hay. El olor es tan fuerte e insoportable que se detecta varios kilómetros antes de llegar al municipio, si enciendes el aire acondicionado del coche el olor se queda en los filtros durante días. Y ahora con el frío el hedor baja algo, pero con el calor no se pueden ni abrir las ventanas». Esta queja sólo es un botón de muestra de una realidad que ha ido 'in crescendo' en la provincia de Granada desde el estallido de la crisis económica y hoy por hoy, con datos objetivos encima de la mesa, demuestran que nos hemos convertido en uno de los principales productores de cannabis sativa de toda Europa y el primero del país. Solo en 2014 se incautaron en España 176.309 plantas de esta droga, un 22% se decomisaron en Granada, es decir, 37.240. La Comandancia de la Guardia Civil de Granada fue la primera del país en número de plantas alijadas y a la Policía Nacional le faltó muy poco también para quedarse en primera posición.

Una simple anécdota puede ilustrar muy bien el volumen de marihuana producida en Granada. Una televisión privada francesa, M6, pidió en la dirección general de la Guardia Civil en Madrid grabar un reportaje sobre las incautaciones de marihuana. Los periodistas no fueron enviados a Barcelona, ni a Madrid, ni a Cádiz. Vinieron a Granada para grabar una operación desarrollada en Atarfe el pasado mes de setiembre en la que se alijaron 1.700 plantas y se detuvieron a cuatro personas de un clan familiar. «Los periodistas se quedaron sorprendidos del tamaño de las plantas y del volumen alijado», apuntan desde la Comandancia granadina. Y solo era una operación más, sin demasiados ingredientes extraordinarios.

Otro dato bastante llamativo. Policía Nacional faltando aún dos meses para acabar este año suma ya 11.000 plantas decomisadas frente a las 6.700 incautadas en 2014, es decir, este año lo cerrará con el doble de plantas sustraídas. «La marihuana incautada en la capital es una barbaridad. No damos a basto. Aquí viene gente de otros sitios del país, como de Asturias, País Vasco y el Levante para comprar esta droga. También nos hemos encontrado con holandeses y checos que nos han asegurado que les resulta más rentable hacer el viaje para comprarla aquí, porque después la venden a un precio multiplicado por cuatro o cinco», apunta el segundo inspector del Grupo V de Pequeño Tráfico de Drogas de la Policía Nacional en Granada.

La elevada oferta de marihuana permite vender el kilo de esta sustancia a mil euros en Granada y sus compradores después lo ofrecen a cuatro o cinco mil euros en sus lugares de destino. «Entre las principales novedades, nos estamos encontrando con métodos más sofisticados en los invernaderos 'indoor' -habilitados en el interior de viviendas- e incluso con productos capaces de acelerar el crecimiento de plantas en menos tiempo con la idea de obtener más cosechas al finalizar el año. Antes tardaban de tres a cuatro meses y ahora lo consiguen en dos o dos meses y medio, por tanto son mas el número de cosechas».

La idea de Granada como principal productora del país no solo viene corroborada por la cantidad de plantas alijadas o por las detenciones en la capital de ciudadanos holandeses, checos o de otras provincias del Norte de España. También la autovía del 92, popularmente conocida como la autopista del hachís, cada vez es más utilizada para sacar la marihuana de Granada hacia el Levante español y de ahí a Francia. Prueba de ello son los cinco ciudadanos británicos arrestados en la A-92 Norte por transportar marihuana. Uno de ellos fue sorprendido con 131 kilos de esta droga en su vehículo.

«No hay un perfil único de productor de marihuana. Nos hemos encontrado desde delincuentes que abandonan su especialidad de robos con violencia para dedicarse al cultivo hasta desempleados que buscan una salida económica ilícita con esta práctica, pasando por los delincuentes de toda la vida. Hay de todo», señala un portavoz de la Guardia Civil de Granada. Los datos facilitados por el instituto armado señalan que en 2014 detuvieron o imputaron a 369 personas por un delito contra la salud pública vinculado con la marihuana y a tan sólo dos meses para finalizar este año llevan 233 acusadas por este delito.

Si Granada es la principal productora del país, también se encuentra a la cabeza de Europa. El último informe europeo sobre drogas coloca a España como el quinto país del viejo continente con más plantas de cannabis sativa decomisadas. Son datos referidos al año 2012 aunque el informe se publicó en 2015. Sólo Países Bajos (1.218.000 plantas), Italia (894.862), Reino Unido (555.625) y Bélgica (396.758) superaron al Estado español en número de plantas alijadas. Es decir, si España ocupa la quinta posición a nivel europeo y Granada es la primera de España, esta provincia estaría en los primeros puestos del ranking europeo en cuanto a plantas decomisadas. Traducido en kilos de marihuana, el pasado año se incautaron más de 700 entre Guardia Civil y Policía Nacional, y solo este año el instituto armado suma ya más de 400.

En su última memoria, la referida al año pasado, la Fiscalía Especial Antidroga constata que, en el conjunto de España, se ha producido una «auténtica proliferación de plantaciones de cannabis». Y, a renglón seguido, aportan los números que justifican la afirmación. «Según informa la Guardia Civil, en el periodo comprendido entre el 1 de enero a 31 de octubre de 2014, se han contabilizado en total 749 actuaciones sobre instalaciones o plantaciones de cultivo de cannabis de toda clase, con un resultado de 100.313 plantas de cannabis aprehendidas, que han dado un peso (en seco) de 22.687 kilos. Por estos hechos, se han generado 1.051 detenidos de diversas nacionalidades».

En términos generales, la producción de 'maría' se ha quintuplicado en España y el decomiso de plantas de cannabis ha crecido un 532% entre 2009 y 2013, según los datos del Ministerio de Interior. Y Granada ha sido una de las tres provincias más afectadas.

Pero por qué prolifera tanto la producción de esta droga en Granada. «En primer lugar el Código Penal es muy light con este problema y ello lanza a mucha gente a probar suerte sin correr demasiados riesgos. Obtener esta droga conlleva menos peligro que pasar la frontera para comprar hachís y al cabo del año se pueden obtener cuatro o cinco cosechas en invernaderos 'indoor'. Basta una habitación, unos focos potentes, las semillas y aparatos de aire acondicionado. Hay muchos delincuentes que han encontrado en esta fórmula, una manera de obtener ingresos económicos con menos riesgos que asaltando comercios, por citar un ejemplo».

A estas alturas, tanto Policía Nacional como Guardia Civil han encontrado plantaciones de marihuana en los lugares más insólitos: en chalés de lujo: en bloques enteros de viviendas de protección oficial, como ha pasado en Pinos Puente; en trasteros o cocheras; en aljibes; en pisos donde hay menores de edad; en invernaderos dedicados por completo a este fin; en casas deshabitadas; en pisos de estudiantes... Cualquier sitio vale. Y en cuanto al mapa de los cultivos de cannabis sativa hay que distinguir los de la capital y la provincia. La zona más prolija en la ciudad es el Distrito Norte y a bastante distancia el Zaidín. En la provincia, la palma se la lleva Pinos Puente y el cinturón metropolitano, aunque a estas alturas ya resulta raro encontrar un solo municipio donde no se haya registrado un decomiso de esta droga.

Respecto a las operaciones más sonadas en Granada relacionadas con la marihuana hay dos. La operación Urko de la Policía Nacional que se saldó con 2.700 plantas incautadas en 19 trasteros registrados en la calle Molino Nuevo. El fraude de fluido eléctrico para mantener estas 19 plantaciones no se llegó a cuantificar, pero los 219 focos halógenos encontrados dan muestra de la cantidad de electricidad consumida para mantener todo este enjambre de plantaciones de marihuana. Guardia Civil también halló hace tan solo una semana un invernadero en Játar con 1.412 plantas. En la Comandancia de Granada se han visto obligados a habilitar dos habitaciones para proceder al secado de las plantas decomisadas y comprar una trituradora para acelerar el trabajo. Otro botón de muestra más.

Si el lector de IDEAL se quejaba del fuerte olor a marihuana en Atarfe, basta dar una vuelta por Cartuja o Almanjáyar para comprobar el fuerte hedor a esta planta que ha convertido a Granada en la despensa española de la marihuana.