El móvil ayudará a esquivar los obstáculos en el Albaicín

La calle Aljibe de Trillo, del Albaicín, empedrada y empinada. /
La calle Aljibe de Trillo, del Albaicín, empedrada y empinada.

Este barrio histórico será pionero en ofrecer un servicio tecnológico y turístico para personas con movilidad reducida

CAROLINA RODRÍGUEZgranada

No se había hecho nunca y, en poco más de un mes, el Albaicín será diseccionado por un grupo de expertos para crear la primera red de rutas accesibles que tendrá la ciudad. El proyecto, englobado dentro de la estrategia 'Granada Smart City' y denominado 'Granada, Human Smart City', ha contado con el respaldo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, precisamente por aunar el factor humano y el tecnológico en pro de la mejora social y sostenible de uno de los barrios más atractivos de la ciudad. La idea es que de una manera sencilla, básicamente a través del teléfono móvil, una persona con movilidad reducida pueda saber hacia dónde debe dirigirse o no en función de sus posibilidades.

«Va más allá de una APP que te lleva a los sitios: es un sistema que te diseña las rutas adaptadas a tus necesidades, algo que hasta el momento no teníamos», explica el concejal de Economía y Smart City, Francisco Ledesma, para añadir que mejorará la vida de muchos granadinos o visitantes.

En poco más de un mes, un equipo de expertos estudiará bordillos, pendientes, desniveles y todas las alternativas posibles que lleven a puntos como el Mirador de San Nicolás, el de San Cristóbal, el Mirador de la Lona o bares típicos de la zona, de tal manera que sea cuál sea la limitación que tengas o encuentres, llegues a tu destino de la manera más rápida y sencilla posible. Sin escollos ni barreras.

El centro de operaciones de este servicio se ubicará en el Centro Cívico del Albaicín, pero la idea es poder trasladar la iniciativa al resto de la ciudad con el objetivo de que Granada sea una 'smart city' (ciudad inteligente), puntera en innovación y servicios sociales.

Financiación y más proyectos

En realidad, en menos de cinco meses el Ayuntamiento de Granada ha logrado hacerse con una financiación que llega a los 11 millones para que el término 'ciudad inteligente' no suene a chino. Tres de esos millones irán para tres nuevos convenios que el Consistorio firmará hoy con la Escuela de Organización Industrial y que apuestan por el Empleo Juvenil, los llamados 'Urban Lab' (laboratorios urbanos) y estrategias de 'coworking'.

«La idea es que los ciudadanos participen en este tipo de programas y la tecnología ayude a hacer y cambiar ciudad». Además, ocho millones irán destinados a dos planes ambiciosos incluidos en un Plan Estratégico Urbano Sostenible que se ejecutarán en los ejes Gran Vía-Triunfo y zona de Elvira-Bajo Albaicín, con los que se mejorarán aspectos clave como la movilidad de esas zonas.

Aunque los proyectos están pendientes de licitar, la idea es que a través de intervenciones urbanísticas unidas a programas de reducción de ruido, calidad medio ambiental o movilidad inteligente se mejoren dos de las zonas más importantes del centro de la ciudad. «La inyección económica es muy importante y los resultados siempre ligados a los vecinos, muy positivos, ya que se mejorarán aspectos como controlar zonas de aparcamiento o la reducción de ruidos de una manera tajante», apunta el concejal.