El público visita el Centro Lorca

Dos visitantes admiran la cámara acorazada, en la zona destinada a investigadores./
Dos visitantes admiran la cámara acorazada, en la zona destinada a investigadores.

El primer día generó expectación entre los granadinos, que admiraron el anguloso edificio

ÁNGELES PEÑALVER

El anguloso Centro Lorca, vacío y refulgente, abrió este jueves sus puertas para recibir a los ciudadanos que quisieran visitarlo. La iniciativa generó expectativa, hasta el punto de que poco antes de la hora de apertura -las once de la mañana- ya merodeaban por la plaza de la Romanilla algunos curiosos a la espera de poder echar un vistazo al interior del inmueble, espectacularmente diseñado por los arquitectos Boris Bezan, Mara Partida y Mónica Juvera, de MX_SL Arquitectural, de Barcelona. Los visitantes aplaudieron el centro, cuyo sentido final debe ser albergar el legado del poeta granadino, documentos que actualmente se encuentran en la Residencia de Estudiantes de Madrid, bajo la tutela de la fundación privada y familiar articulada alrededor de la herencia cultural del autor de 'Yerma'. El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, presidente del Consejo Rector del Consorcio del Centro Lorca de Granada, dijo este jueves -según recogía EFE- que él encabezará las negociaciones con la Fundación García Lorca -presidida por Laura, la sobrina del poeta- para que los documentos lleguen a la ciudad «en el menor tiempo posible».

El gerente en funciones del Centro Lorca y concejal de Cultura, Juan García Montero, señaló que el alcalde considera una «prioridad absoluta» del gobierno municipal la llegada del legado, que «si todo va bien» podría estar en Granada este año. Las relaciones con la familia del poeta son tensas tras la mala gestión económica que hizo un hombre de confianza de Laura García Lorca al frente del proyecto de la Romanilla entre los años 2007-2013.

Preguntado por las declaraciones de la sobrina del escritor, quien dijo que haría falta un nuevo acuerdo con las instituciones, el concejal señaló que las circunstancias han cambiado y «hay asuntos jurídicos que resolver». Ahí estriba una de las claves de la llegada -o no- de más de 5.000 documentos lorquianos a Granada: el consorcio público y la Fundación Lorca se deben poner de acuerdo en el papel que esta última institución va a jugar en el engranaje del centro, después de haber sido relegada a un segundo plano hace dos años tras descubrirse que su exsecretario -Juan Tomás Martín- presuntamente malversó fondos públicos en cantidades que podrían alcanzar los 8,5 millones de euros de los alrededor de 25 millones que ha costado el centro.

El asunto está denunciado por Laura y pendiente de abrirse una investigación. Además, la abogacía del Estado -según pudo saber este jueves IDEAL- está estudiando el posicionamiento jurídico a petición del consorcio público. Hay proveedores y trabajadores pendientes de pago, por ejemplo los arquitectos, a quienes se les adeudan alrededor de 300.000 euros.

La programación

Junto a eso, el proyecto -ahora gestionado por el consorcio público (Junta, Ayuntamiento, Diputación y Ministerio)- debe nutrirse de una programación potente. Tal y como declararon este jueves a IDEAL fuentes de la embajada noruega, los gestores del centro están obligados a emplear antes de final de año 1,3 millones de euros en actos culturales, ya que de otro modo esos fondos públicos deberán ser devueltos a sus países de origen, Noruega, Islandia y Liechtenstein.

Ahí hay otro escollo. La apertura del espacio -que finalmente ha sido el 29 de julio- estuvo prevista durante muchos meses para el 5 de junio de 2015, con un plan de exposiciones, debates literarios y conciertos diseñados en gran parte por el equipo de Laura García Lorca. «Al final aquello se cayó y hubo que desprogramar y reprogramar, como tantas veces, con lo que eso conlleva», explicó la sobrina del poeta en la inauguración del centro, donde pidió que se mantuviera esa serie de actos culturales con vocación internacional.

Lo que iba a ser y ¿no será?

Esa programación literaria - de la que por ahora no hay ni rastro de que se vaya a recuperar- se debería haber abierto con unos encuentros dirigidos por el poeta Carlos Pardo y con la participación de Louise Gluck, Marta Sanz, Justo Navarro, Charles Simic, Elena Medel, Antonio Muñoz Molina y Cees Nooteboom, entre otros.

Lo acordado antes de la última crisis del centro -sobrevenida los días previos al 5 de junio porque la constructora Ferrovial reclamaba garantías de pago- incluía la puesta en marcha de talleres interactivos agrupados por temas. Para los primeros días de septiembre, Nuria García Atienza iba a convocar una actividad intergeneracional con el objeto de comentar en grupo textos seleccionados de Lorca y medir la comprensión y emoción que suscitan. También el poeta Luis Muñoz iba a dirigir mesas de debaten con la participación de profesores de prestigiosas universidades internacionales. La tercera pata del programa literario del centro la iba a brindar, en octubre y hasta fin de año, un conjunto de conferencias escenificadas bajo el título de 'Teoría y Juego del duende'. Francisco Ferrer Lerín se ocuparía de uno de estos espectáculos el 8 de noviembre. Según lo declarado estos días por el entorno del concejal de Cultura, Juan García Montero, actual gerente en funciones del centro, se están cerrando y tratando de recuperar parte de esos actos culturales, pero ni de lejos serán todos.

Entre los eventos programados por la Fundación Lorca y que por el momento no se ha anunciado su recuperación, estaba la exposición 'García Lorca y la escritura del espacio', una muestra sobre Granada, Madrid, Nueva York, Cuba y Víznar, junto a otros artistas de la talla de Cernuda, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Picasso, Maruja Mallo o Ángeles Santos.

También había previsto que en octubre las exposiciones se expandieran a la Huerta de San Vicente, con el proyecto 'Teoría del Duende', comisariada por Enrique Juncosa, quien jugaría con el misterio de la creación. En ella se iba a mostrar una colección de manuscritos de poemas, las obras más conocidas de Federico, así como primeras ediciones de libros de autores que le rindieron tributo. También se enseñarían muchos de sus dibujos y de otros artistas como Miquel Barceló o Victoria Civera. Según ha podido saber IDEAL, este proyecto se está tratando de retomar.

El bailaor Israel Galván, Mauricio Sotelo, con la obra musical 'El público', y los compositores Gerald Barry y Francisco Coll eran otros de los anunciados por la fundación dentro de la agenda del centro de la Romanilla para el año 2015, pero ahora siguen el aire, sin confirmar o se han caído del cronograma sin que nadie lo haya anunciado oficialmente.

Qué se mantendrá en agenda

Lo que sí sigue adelante es la exposición 'El Público' -la que debería haber sido la inaugural y ahora pospuesta a septiembre-, en la que diez artistas -Andrea Canepa, Mauro Cerqueira, Miki Leal, Juan López, Maider López, Carlos Macia, Tobias Rehberger, Fernando Renes, Miguel Ángel Tornero y Belén Rodríguez- abordan una aproximación intuitiva e inteligente al espacio arquitectónico en sus distintas dependencias. Comisariada por Virginia Torrente, los artistas ocuparán el centro con tácticas definidas en las piezas creadas expresamente para el lugar.

Además, se han programado -y ya anunciado oficialmente- otras actividades, como una acción teatral sobre 'El Público', del artista catalán Roger Bernat; una obra de teatro sobre la relación entre Lorca e Ibsen, bajo la dirección de María Fernández Ache; y un concierto dramatizado, 'Álbum', dirigido por Juan Manuel Artero junto a Azucena López-Cobos, que recorrerá la vida y obra del poeta. También se quiere representar antes de final de año 'Amor de don Perlimplín', de Pepa Gamboa.