El juez no complace al arzobispo de Granada

El arzobispo pide perdón por el caso 'Romanones'. /
El arzobispo pide perdón por el caso 'Romanones'.

Decide no mantener en secreto los interrogatorios efectuados desde la Iglesia al clan de Los Romanones

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Granada, Antonio Moreno, emitió ayer un auto judicial para abrir una pieza separada con la documentación remitida por el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, en la causa abierta contra diez curas y dos laicos, del clan de Los Romanones acusados de presuntos abusos y agresiones sexuales contra un joven de 25 años, cuando este era menor de edad.

El máximo responsable de la Iglesia en Granada solicitó al juez que esa documentación fuera de uso exclusivo del instructor. No será así. El juez entiende que no existe razón alguna para mantener este secreto, primero porque esos documentos no han sido declarados secretos por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, segundo porque jurídicamente resultaría inviable para el buen desarrollo de la causa y en tercer lugar porque el contenido de los mismos no afectan a aspectos privados que no tengan que ver con la investigación penal.

El juez además no comprende esa petición de mantenerlas en secreto cuando esos documentos, requeridos en más de cinco ocasiones desde el pasado mes de noviembre, fueron entregados en el Juzgado de Instrucción número 5, en funciones de guardia el pasado 31 de mayo cuando fueron remitidas, y no en el que dirige la investigación.

No obstante, el titular del juzgado sí ha considerado oportuno, dada la naturaleza reservada del proceso canónico y por la colaboración mostrada por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, tras la entrega de la documentación, y «con el fin de evitar posibles e innecesarios perjuicios ajenos a las imputaciones realizadas, en aras de salvaguardar el derecho a la defensa de todas las partes» declarar reservada la citada documentación. Ello se traduce en que las partes personadas en el proceso solo podrán consultar en sede judicial el contenido de la documentación entregada en el juzgado por el arzobispo, sin posibilidad de conseguir entrega de copias o imágenes en cualquier soporte.

Contra este auto cabe recurso de reforma, cuya resolución estará en manos de este juez instructor.

Del auto emitido también se desprende la llamada que hace el instructor dejando claro que en el proceso penal abierto y hasta que la Audiencia provincial no diga lo contrario siguen imputados diez sacerdotes y dos laicos. El pasado mes de febrero, un auto judicial dejaba en calidad de imputado solo al líder del grupo de Los Romanones, Román Martínez V. C., y sobre el resto decía que los cargos que pesaban sobre ellos ya habían prescrito y por tanto los desimputó. Ese auto fue recurrido y en estos momentos está pendiente de resolución, mientras la Audiencia provincial no se pronuncie seguirán imputados los doce acusados y no solo el líder del clan.

Por último, la familia de la víctima también desmintió el pasado martes que el arzobispo de Granada, como este viene manteniendo, animara a la víctima a presentar la denuncia. El joven lo hizo por iniciativa propia y tras comprobar que desde el Arzobispado no se hacía absolutamente nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos