Los socialistas "no comparten el modelo de Albaicín" defendido por el presidente del Consejo Social

Los socialistas "no comparten el modelo de Albaicín" defendido por el presidente del Consejo Social

Recuerdan que, desde los año 70, el barrio ha perdido más de 20.000 habitantes y advierten que la declaración de Patrimonio Universal por la UNESCO se fundamenta en el reconocimiento "a sus vecinos, a la trama islámica y a los edificios singulares"

R. I. granada

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Miguel Ángel Fernández Madrid, ha puesto de manifiesto que, desde el PSOE no compartimos el modelo de Albaicín defendido por el presidente del Consejo Social, Francisco Martín Recuerda, recientemente en los medios de comunicación Fernández Madrid apuntó que, respetamos sus opiniones, pero no las podemos compartir, porque el modelo que defiende para el Albaicín, el del parque temático contraviene la propia declaración de patrimonio de la humanidad de la UNESCO y supone un castigo para sus habitantes.

El edil detalló como, en la propia Agencia Albaicín, aparece el reconocimiento que hizo la UNESCO sobre el Albaicín, patrimonio de la humanidad porque es un barrio residencial donde lo más importante son los vecinos, la trama urbana islámica y su multitud de edificios, su arquitectura civil y religiosa del Renacimiento y del Barroco, que es lo que da al Albaicín su singularidad y lo hace merecedor de dicho reconocimiento

Fernández Madrid recordó además que, desde mediados de los años 70, el Albaicín ha sufrido la pérdida de más de 20.000 vecinos. Indudablemente esto tiene una afectación directa sobre la conservación de las viviendas, existen más de 5.000, dos tercios necesitan algún tipo de rehabilitación, y muchas de ellas no son patrimoniales. Se trata de viviendas donde vive gente, mucha de ella mayor, que necesita un baño nuevo, una reforma de su cubierta y servicios sociales accesibles, centros de día accesibles, actividades culturales, o educación.

Para el socialista, defender y apostar por un modelo de crecimiento basado en hoteles y bares haciendo modificaciones puntuales de los reglamentos urbanísticos, recuerdo que el Plan Especial del Albaicín vigente es del año 91 porque el PP ha sido incapaz de actualizarlo, es acabar con la vida de un barrio al que el PP es incapaz de ofrecerle más. Hasta los propios hosteleros alertaron de la saturación de hoteles en la zona, y es que, el crecimiento, la explotación turística tiene que hacerse con un modelo social que se aleje de la especulación.

El concejal del PSOE resaltó que el Albaicín, por mirar a la Alhambra, es hoy un atractivo turístico de primer nivel. Pero es responsabilidad de su alcalde que ese atractivo turístico se aleje de la especulación y sea compatible con la vida de los vecinos y las vecinas. El edil aseveró que nuestra intención es poner en valor el patrimonio arquitectónico, pongamos en valor actividades musicales y culturales que inviten a los turistas a quedarse en Granada y a gastar dinero. Dejemos de promocionar Granada para atraer despedidas de solteros y centrémonos en ofrecer una agenda única cultural, en buscar fondos europeos para ayudar a los vecinos buscando su complicidad y no dejándolos tirados o haciéndoles la vida más difícil.

Para concluir, Fernández Madrid reiteró que estamos ante un debate abierto porque el PP, insisto, no ha sido capaz de poner un plan encima de la mesa que sea coherente con lo que piden sus vecinos y con las normas patrimoniales que, le guste o no a Torres Hurtado, existen y, por lo tanto, debe ser cumplidas.