UPyD acusa al alcalde de tratar al Albaicín "como un incordio"

UPyD acusa al alcalde de tratar al Albaicín "como un incordio"

Mayte Olalla aboga por "relanzar la Agencia Albaicín, ahora vacía de contenido, como canal de encuentro entre todas las administraciones para que, juntas, acometan proyectos de rehabilitación"

R. I. granada

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, ha acusado al Ayuntamiento de "no saber gestionar el patrimonio de Granada y en concreto el del Albaicín", que a su juicio es "un motor económico fundamental que genera una importante cantidad de turismo y que se debería alentar".

Según Olalla, "el alcalde, José Torres Hurtado, no se da cuenta de que tener ese tesoro es una ventaja para todos". "Parece que le molesta tenerlo, que es un incordio", aduce. "Por eso, en lugar de potenciarlo, algo que además debería hacer porque el Albaicín es un barrio más de la ciudad y por tanto, una competencia municipal, prefiere echar balones fuera y pedir al Patronato de la Alhambra que cobre más cara la entrada al monumento".

En ese sentido, la concejal coincide con la presidenta del Patronato, María del Mar Villafranca, en que "la postura del alcalde es una extorsión y una manera de obviar su responsabilidad".

Recuerda la edil que "uno de los ejemplos de la dejadez municipal en relación con el patrimonio es la muralla Alberzana. Tuvo una primera fase de rehabilitación, entre los años 2006 y 2010, que se hizo bastante bien y que de hecho fue premiada, pero que luego se olvidó". "No se mantuvo y parte de la muralla fue engullida por la vegetación, algo que se intentó subsanar en 2014 pero sin mucho éxito. Vuelve a estar degradada porque no se ha mantenido con asiduidad, como se hace con las calles", incide.

No obstante, UPyD cree que "la Alhambra y el Albaicín sí tienen una manera de caminar juntos, y sería potenciando la antigua Fundación Albaicín, ahora llamada Agencia. Está vacía de contenido pero podría ser un punto de encuentro para que el Ayuntamiento se sentara a hablar con la Junta de Andalucía e incluso con el Ministerio de Fomento, con idea de que este último destine al barrio fondos de su 1% cultural".

"Tanto unos como otros dicen que están dispuestos a sentarse en torno a una mesa y hablar. Desde esa agencia pueden hacerlo y trazar planes para rehabilitar el patrimonio del Albaicín y que funcione como ese motor económico que nunca debió dejar de ser", resalta la portavoz de UPyD.

Por su parte, Manolo Serrano, secretario del grupo municipal y gestor cultural, ha criticado que "para los partidos tradicionales el patrimonio sea como una pieza de museo, que se expone para que se vea y poco más". "Un error", porque, en su opinión, es "una fuente de riqueza que habría que integrar en la actividad de la ciudad".

Serrano entiende que "para mejorar el Albaicín no hacen falta actuaciones costosísimas, sino calibrar lo que hay que hacer y sacarlo adelante. Pero, en cualquier caso, no actuar ni como en la muralla Alberzana ni como en la Zirí. En la primera, no se terminó de acometer una solución que era buena y ha ocurrido como con las casas que no se habitan y que se estropean por falta de uso. En cuanto a la segunda, la Junta se embarcó en una obra faraónica que ha estado enconada 16 años y que ni siquiera obtuvo el consenso de todos".