La Diputación se vuelca con las carreteras y la asistencia social en su presupuesto de 2015

Vial de Zagra a Fuenes de Cesna, reparado por la Diputación /
Vial de Zagra a Fuenes de Cesna, reparado por la Diputación

Son las últimas cuentas de la legislatura y contemplan un incremento de ingresos y gastos con un superávit de casi 2 millones de euros

MIGUEL ALLENDE

El equipo de gobierno de la Diputación Provincial ha diseñado el último presupuesto del actual mandato, el de 2015, bajo el prisma de la continuidad con respecto al del presente ejercicio y tras haber alcanzado la estabilidad y el reequilibrio económico-financiero. Unas cuentas que serán presentadas para su aprobación al pleno extraordinario que se celebrará el próximo cuatro de diciembre y que abandonan definitivamente las políticas de ajuste para sustituirlas por otras enfocadas hacia el crecimiento económico y la generación de empleo.

Al igual que con el presupuesto del presente año, la Diputación apuesta por tres grandes ejes de actuación de cara a 2015: el mantenimiento del equilibrio, de la regla de gasto y de los límites de la de deuda pública y gasto no financiero que establece la vigente Ley 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad.

Dentro del primero de los capítulos mencionados, el presupuesto consolidado incluye también a las mercantiles Visogsa y Granada Desarrollo Innova así como a sus organismos autónomos contempla 252,4 millones de euros de ingresos frente a 248,9 millones de gastos. La primera derivada de ambas partidas es un superávit de algo más de 3,5 millones. El presupuesto propio de la institución es ligeramente menor, pues el primero de los apartados alcanza los 233 millones mientras que el segundo supera los 231,1 con lo que la diferencia positiva para las arcas del a Corporación llega a 1,9 millones.

La diputada responsable del área de Economía, Inmaculada Hernández, explica que tal superávit dará cumplimiento desde el presupuesto «a las liquidaciones definitivas de la participación en los ingresos del Estado durante 2008 y 2009», tras haberse devuelto ya entre el presente año y el próximo los resultados negativos de 2011. En otras palabras, se trata de ir pagando los 50 millones que la Diputación de Granada recibió del anterior Gobierno de España y que no le correspondían. El Ejecutivo actual concedió una moratoria de cinco años, que después amplió a diez y que de nuevo volverá a estirar otros diez años más para aquellas instituciones que hayan cumplido con todos los requisitos, como es el caso de la Corporación Provincial.

Deuda pública

Respecto a otro de los pilares del presupuesto, el cumplimiento de la regla de gasto con un máximo del 1,3%, las cuentas caminan por la misma senda que las del ejercicio actual. Es decir, el de aminoración de la deuda pública provincial. Tras la amortización de más de diez millones, la institución afronta el próximo 2015 con el reto de liquidar por completo la deuda bancaria de uno de sus organismos, el Cemci, y rebajar el pasivo financiero propio en un 16,3% con respecto al existente en 2011. Si se dan todos estos parámetros, cerrará la legislatura con un endeudamiento por habitante que habrá caído de los 265 euros a los 221.

En términos absolutos, los datos de capital pendiente a uno de enero de cada ejercicio excluyendo los préstamos asociados al PFEA el antiguo PER (que corresponden a la Junta) y las devoluciones del PIE por cuanto se empiezan a devolver en 2013 y hay que quitarlas para hacer la comparación. Así, se ha pasado de 119,9 millones en 2011 a los 78,1 previstos para el año entrante con una amortización neta de 41,7 millones y un porcentaje de reducción del 38,4%.

Inversiones

El anexo de inversiones del presupuesto de Diputación contempla actuaciones por un valor total de 35,3 millones de euros, lo que supone una caída del 23,5% con respecto a las del presente año. Aunque la disminución es más que notable, lo cierto es que la filosofía que inspira las mismas es idéntica a la 2014. Es decir, el mantenimiento de las políticas sociales, de los programas asociados a la promoción del empleo y de una clara apuesta por la red provincial de carreteras (1.236 kilómetros) a cargo de la Corporación Provincial.

La explicación dada por la diputada de Economía sobre este descenso gira en torno a dos hechos muy concretos: de una parte, el no contar con fondos europeos para el capítulo de las carreteras, dado que finalizan el próximo 31 de diciembre y el nuevo marco presupuestario de la UE no se aprobará probablemente hasta el segundo semestre de 2015. De otra, por la disminución prevista en la dotación de la Junta de Andalucía para los programas de Dependencia.

No obstante lo anterior, la red de carreteras se beneficiaría de un mayor volumen de gasto si frente a los 4 millones del presente ejercicio se contraponen los 7 millones presupuestados en 2015, que al margen de los capítulos habituales suma un plan de actuación sobre puntos negros, es decir lugares que tienen un elevado índice de siniestralidad así como otra partida destinada a la mejora de caminos rurales que se interseccionan con las carreteras. La explicación a lo anterior es que unas partidas computan como inversión y otras fuera de ese anexo de las cuentas.

Por lo que los servicios sociales, de igualdad y juventud respecta, el programa de Dependencia registra un descenso del 9,5% al pasar de los 29,4 millones del presente año a 26,5 estimados para 2015 por las razones antes mencionadas. Por contra, sube el Programa de ayuda a domicilio, con 2,2 millones, o el Plan de ayuda integral a la comunidad gitana, por citar tan solo dos de ellos. También se incrementan las partidas destinadas a las residencias y centros sociales que gestiona la institución y que se llevan 20,4 millones.

Patrimonio

Resalta este capítulo por las actuaciones singulares que la institución acometerá para la conservación de su patrimonio. Entre ellas destaca el acondicionamiento del Colegio de Niñas Nobles que se lleva 107.000 euros y especialmente, la segunda fase del Instituto Luis Bueno de Ogíjares, con 540.000, o los 90.000 que irán a parar a la ciudad deportiva de Armilla. La planta de residuos urbanos de Alhendín recibirá algo más de cuatro millones para completar sus modernas instalaciones.