El Zaidín se movilizará para exigir el vial de prolongación de la avenida de Dílar

El vial que piden los comerciantes atravesaría la zona verde que linda con la curva de la rotonda en la imagen. /
El vial que piden los comerciantes atravesaría la zona verde que linda con la curva de la rotonda en la imagen.

Comerciantes y vecinos del barrio se revuelven contra la Universidad por oponerse y pedirán una reunión con el rector antes de manifestarse

DANIEL OLIVARESGRANADA

Las alegaciones presentadas por la Universidad de Granada para mostrar su oposición al proyecto de prolongación de la avenida de Dílar por el PTS, que ya ha aprobado provisionalmente el Ayuntamiento de la capital, ha despertado de nuevo a los comerciantes del barrio del Zaidín. La institución universitaria es contraria a una obra que atravesaría parte del nuevo campus compuesto por la futura Facultad de Medicina y la recién estrenada de Ciencias de la Salud. Este proyecto conllevaría la destrucción de espacios ya concluidos por un valor cercano de 400.000 euros y también obligaría a la UGR a afrontar una inversión de dos millones de euros para remodelar las instalaciones y adaptarlas al paso del nuevo viario, según calculan los arquitectos que diseñaron el campus universitario.

Las alegaciones, desveladas por IDEAL el pasado sábado, no han sentado nada bien a los comerciantes, que ayer mostraron su malestar con la Universidad y recordaron que hace ya una década, cuando se iniciaron las obras de urbanización del PTS, advirtieron que la desaparición de la carretera de Ogíjares, Dílar y Gójar afectaría al comercio del barrio. La Federación Provincial de Comercio, a través de su presidente, Enrique Oviedo, criticó la posición de la UGR, acusó a la institución de no tener «sensibilidad para solucionar este tema» y agradeció que el Ayuntamiento de Granada esté «en buena disposición».

Desde el Zaidín, las dos asociaciones de comerciantes del barrio se han unido para hacer frente común en esta reivindicación. Uno de ellos, Francisco Prados, reconoció que en su día, cuando se planeó la urbanización del PTS, no presentaron alegaciones a la eliminación de la carretera de Dílar por «falta de conocimiento» de aquel proyecto entonces, pero entienden que «no merece la pena que por el coste de dos millones de euros (que alega la Universidad) se margine a un barrio». A su juicio, la desconexión del Zaidín con la zona sur del Área Metropolitana va a convertirlo «en un barrio marginal», cuando, actualmente, considera, «sigue siendo, con todo respeto al comercio del Centro, el más productivo de Granada».

José Jaldo, representante también de los comerciantes zaidineros, defendió que la desaparecida carretera «siempre ha estado ahí» y que se trataba de «una vía consolidada». Sin embargo, tras su 'cierre', «los pequeños comercios y los vecinos estamos un poco perdidos». Según criticó, el proyecto se hizo «de espaldas al barrio» y pidió a los periodistas ante los que comparecieron que «imaginen el daño incalculable» que el corte de aquella antigua vía ha provocado al Zaidín, en general, y al comercio de la avenida de Dílar, en particular.